Estafador cipoleño reincidió y se hizo humo con $162 mil

El acusado es Claudio Borquez, quien debía construir una pileta en Neuquén.

Un hombre se presentó como el gerente general de una empresa dedicada a la construcción de piscinas, de la que también decía ser dueño, y estafó a un neuquino en 162 mil pesos por una supuesta obra en el barrio cerrado Don Liliano. Se trata nada más y nada menos que del cipoleño Claudio Borquez, a quien una vez más la Justicia de la vecina provincia acusó por estafa.

El viernes se realizó una audiencia en la que el juez Martín Marcovesky avaló el pedido de la fiscalía y acusó al cipoleño por estafa, otorgamiento de contrato simulado y recibo falso.

Te puede interesar...

El hombre de 45 años, que dijo tener un comercio y una constructora ante el juez, es el mismo que en Cipolletti llegó a un acuerdo con varias víctimas que lo denunciaron por estafas con la construcción de viviendas.

Durante la audiencia, el fiscal Marcelo Silva describió que la maniobra ocurrió a partir de la utilización de una empresa constituida irregularmente para funcionar en el comercio (no tiene registros ni inscripciones correspondientes), bajo el nombre de fantasía Piscinas del Sur.

En este sentido, el fiscal puntualizó que los recibos figuraban bajo la titularidad de una mujer y que, a sabiendas de la inexistencia de la empresa que Borquez decía representar y de la que se decía propietario, utilizó publicidad engañosa, aparentó solvencia económica, logística y otros recursos.

Así, con la maniobra minuciosamente orquestada, estafó a un neuquino que lo contrató para la construcción de una piscina de 6 metros de largo por 3,50 de ancho y 1,50 de profundidad en el barrio cerrado Don Liliano.

El contrato de locación de obra se efectuó el 25 de noviembre de 2017, momento en que Borquez, alegando ser gerente general de Piscinas del Sur, elaboró un anteproyecto, proponiendo dirección técnica y administración de obra.

Dos días después, la víctima le pagó la suma total de $162.477 por la obra que debía comenzar el 1° de diciembre y terminar el 21 del mismo mes, en concepto de honorarios.

“El sistema era llave en mano, instalación de luces, escaleras en el perímetro y otros accesorios”, detalló Silva, quien indicó que a la fecha no se ha registrado ningún tipo de obra, a pesar de todos los requerimientos del denunciante.

En Cipolletti, Borquez fue acusado en varias oportunidades por el presunto delito de estafas pero nunca fue preso.

--> Un beneficiado por la Justicia local

En los tribunales cipoleños, Claudio César Borquez consiguió algunos beneficios tras proponer un acuerdo con las víctimas.

Según una de las investigaciones, el hombre era la cara visible de la firma Relieve Arquitectura y Servicios del Grupo Antares SRL. Así fue como estafó a numerosas familias, aunque luego se había comprometido a resarcirlas con cerca de medio millón de pesos.

Cansado de su reincidencia, el fiscal Santiago Márquez Gauna había solicitado en su momento una pena de prisión efectiva.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario