El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
58% Hum
LMCipolletti cura

Detuvieron al cura cipoleño que violó a un nene en Allen

La Policía lo detuvo en su casa de Cipolletti y comenzó a cumplir su condena de ocho años de prisión. El hecho ocurrió en 2010 en una parroquia de Allen.

El cura cipoleño Juan José Urrutia, quien desempeñaba tareas en la parroquia Santa Catalina de Allen, fue detenido esta semana y comenzará a cumplir condena por haber violado a un nene de 13 años. El religioso pasará dos semanas en el calabozo de una comisaría y luego será trasladado al penal. Desde el juicio en 2017 y hasta el momento gozaba de su libertad.

Luego de más de diez año de ocurrido el hecho, finalmente el cura Urrutia comenzó a cumplir prisión efectiva por la violación de un nene de 13 años. Si bien el hecho ocurrió en el año 2010, la víctima recién denunció una vez cumplido la mayoría de edad y logró llegar a juicio en el 2017, donde el abusador fue declarado culpable y condenado a la pena de ocho años de prisión en suspenso.

Te puede interesar...

El abogado del religioso presentó una serie de reclamos constantes lo que dilato los tiempos procesales y logró mantener al religioso en libertad hasta esta semana.

El 20 de mayo pasado la Corte Suprema de Justicia de la Nación difundió la resolución tomada en su última instancia de reclamo y reenvió la decisión al juzgado de General Roca, quien dispuso la orden de detención. Esta semana un operativo policial llegó hasta la casa de Urrutia en la ciudad de Cipolletti y lo llevó detenido.

Según se conoció, el abusador pasará dos semanas en el calabozo de una comisaría por el protocolo COVID que evita el ingreso al penal con el virus, y luego será trasladado a la cárcel.

"Que el recurso extraordinario, cuya denegación originó esta queja, resulta inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Por ello, se desestima la queja. Intímese a la parte recurrente a que, dentro del quinto día de notificada, efectúe el depósito que dispone el art. 286 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, a disposición del Tribunal, bajo apercibimiento de ejecución", notificaron los miembros de la Corte.

Urrutia había sido condenado a ocho años de prisión efectiva en el año 2017 por el delito de abuso sexual con acceso carnal “por aprovechamiento de la inmadurez sexual de la víctima y agravada por su condición de ministro de un culto religioso reconocido”.

El hecho ocurrió en el 2010 en Allen en el interior de una habitación de la casa parroquial Santa Catalina, cuando el condenado “en su condición de presbítero, confesor y asesor espiritual del niño víctima, valiéndose de la presencia autorizada del menor en el lugar, abusó sexualmente de él luego de haberle convidado cerveza”, se precisó en el fallo. El ataque sexual fue cometido “aprovechándose de su condición pastoral y de la inmadurez sexual” de la víctima, “razones todas por las que ésta no pudo consentir libremente” la acción.

Además durante el juicio se conoció que Urrutia ya había sido “suspendido del ejercicio ministerial público en la Diócesis” en virtud de una sanción canónica derivada de otro hecho, “por la realización de actos impúdicos consentidos”.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.9473684210526% Me interesa
23.684210526316% Me gusta
5.2631578947368% Me da igual
0% Me aburre
67.105263157895% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario