El clima en Cipolletti

icon
Temp
69% Hum
LMCipolletti delincuente

Delincuente cortó la tobillera que lo monitoreaba y escapó

Lucas Pazos está acusado de un robo millonario y era vigilado satelitalmente. Pero en las últimas horas se arrancó el dispositivo y desapareció.

Un delincuente conocidos en Viedma por su impronta para generar robos de distinto calibre está siendo buscado por estas horas. Se sacó la tobillera con la que estaba siendo monitoreado y escapó.

Se trata de Lucas Pazos, quien estaba siendo monitoreado luego de haber sido acusado en el mes de febrero de partícipe necesario por el robo en calidad en poblado y en banda contra una persona que llevaba la recaudación de una conocida firma de Estaciones de Servicio en la Comarca.

Pazos se encontraba con una tobillera colocada desde el 16 de diciembre y tenía prohibición de salir de Viedma.

En las últimas horas, desde el 911 se pidió a personal policial se acerque al domicilio fiscal expresado por Pazos en la causa debido a que se habría registrado algún inconveniente con la tobillera ya que se registraba la apertura de la misma. Al llegar al lugar los uniformados confirmaron las sospechas debido a que se encontraba dicha tobillera, pero no estaba Lucas Giménez Pazos.

La última imputación

Respecto a la última causa en la que se lo había involucrado, a través de un informe de seguimiento se ubicó a Pazos en una chatarrería donde estaba el Fiat Uno que fue utilizado en el hecho delictivo el día jueves 11 de febrero donde con ese auto impactaron contra el coche que conducía la víctima y le robaron un bolso con más de 3 millones de pesos.

Otra de las intervenciones en la investigación indica que Pazos hizo resetear su teléfono celular y el vehículo utilizado fue también rociado con cal para evitar dejar huellas.

La Fiscal Paula Rodriguez Frandsen había pedido la prisión preventiva por el término de 4 meses hasta que termine la investigación preliminar, considerando que podía entorpecer la investigación.

Desde la defensa de Pazos, el doctor Salazar se opuso a la medida cautelar solicitada por la Fiscalía. “Lucas Pazos es un coordinador de este tipo de tareas y el único elemento que lo ubica en el hecho es la ubicación en la chatarrería. Respecto a lo demás, el teléfono no tiene absolutamente nada”, refirió el abogado.

“La presunción se basa en elementos que aún no han acontecido y no se han dado, cómo se puede determinar que va a entorpecer la investigación si aún no se determinó su criminalidad en el hecho”, argumentó Salazar.

La Fiscal, Paula Rodríguez Frandsen también manifestó en la formulación de cargos que hay al menos 3 sospechosos más involucrados en el acto delictivo los cuales, hasta el momento no pudieron ser identificados.

La jueza Itziar Soly otorgó la prisión preventiva por el plazo de dos meses, mientras que Lucas Giménez Pazos se defendió en la audiencia manifestando que “yo tengo una pulsera en el pie, ando todo el día y si yo fuera el planificador como dicen que soy, les parece que voy a llevar plata de un robo a la casa de una chica que conozco hace dos meses”, planteó Pazos quien manifestó sentir vergüenza por todo lo que está pasando.

Tras el informe de lo sucedido por parte de la policía, la fiscal en turno Yanina Estela Passarelli concretó el pedido de detención de Pazos, por lo que todas las unidades policiales se encuentran en alerta.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Dejá tu comentario