De mal en peor: importarán peras de Corea del Sur

La noticia cayó mal en el Valle, donde los chacareros no tienen cómo competir.

Los chacareros siguen sin tocar fondo, con una crisis que continúa acrecentándose. Ahora recibieron un nuevo revés que amenaza con darle el golpe de nocaut a más de un productor del Alto Valle. Es que el gobierno nacional, conducido por el presidente Mauricio Macri, firmó un acuerdo con Corea del Sur para importar peras.

Según se informó desde el Ministerio de Agroindustria de Argentina, las frutas del país asiático comenzarán a llegar a partir del año que viene.

Corea del Sur solicitó que Argentina le dé acceso a su mercado de peras frescas, y los dos lados acordaron estándares de cuarentena y otros asuntos de vital importancia en un encuentro que tuvo lugar la semana pasada.

El gobierno argentino notificará a la Organización Mundial del Comercio sus requisitos de cuarentena y recabará opiniones durante 60 días antes de abrir su mercado en febrero, según se informó.

Corea del Sur ya ha exportado peras a varias naciones de América Latina, entre las que se destacan Chile, Perú, México y Brasil.

Esta noticia no fue bien recibida en el Alto Valle, ya que la fruta que se produce en la región va a tener una clara desventaja en el mercado por la falta de competitividad.

La producción en países como Corea del Sur es menos costosa porque es más barata la mano de obra, cuestan menos los insumos y la presión tributaria no es tan alta como en Argentina. Esto les permite vender a un costo menor para sacar un rédito económico. Sin embargo, en nuestro país, al ser tan elevado el precio de la producción, para poder hacer frente al costo y además obtener ganancias, las frutas argentinas se venden más caras.

Es por eso que el ingreso de peras a menor costo, a partir del año próximo, generará un importante cimbronazo en la economía regional, y se estima que muchos de los chacareros que aún quedan comenzarán a mirar hacia otro lado. El destino de estos predios puede ser la venta a grandes grupos económicos, que en los últimos años se fueron acaparando la mayoría de las chacras en producción, loteos de nuevos barrios o algún otro emprendimiento.

Mientras tanto, la actividad que supo hacer grande al Alto Valle de a poco se va extinguiendo y dando paso a la especulación y otras actividades, como el caso del petróleo.

Tendencia

Manzanas chilenas ganan terreno

Lo que pasará a partir del 2018 con las peras de Corea del Sur ya se comenzó a vivir este año con las manzanas que ingresaron, principalmente desde Chile. Según los propios datos oficiales del Indec, el ingreso de esta fruta desde el vecino país aumentó este año un 483 por ciento respecto del 2016. Esta situación encendió la alarma entre los productores del Valle, que hicieron numerosos reclamos pero no obtuvieron ningún tipo de respuesta satisfactoria.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario