Creía que el violador de su hija tenía prisión domiciliaria pero en realidad estaba libre

"No quiero ser otra víctima a la que maten por la tardanza de la Justicia", expresó la víctima luego de enterarse que Villanueva estaba en libertad.

Hasta el viernes 23 de febrero la familia de la joven que denunció haber sido violada por su padrastro durante 10 años creía que el hombre tenía prisión domiciliaria pero en realidad ya estaba libre caminando por las calles de la ciudad. Se trata de Fabián Villanueva quien cumplía una condena de 15 años de cárcel pero que fue liberado con la condición de llevar una tobillera electrónica con GPS para monitorearlo las 24 horas del día.

"No quiero ser otra víctima a la que maten por la tardanza de la Justicia", expresó la víctima.

Te puede interesar...

Por unanimidad, la ex Cámara Primera lo consideró culpable por el delito de corrupción de menores agravado porque había una condición de convivencia. Sin embargo, la defensa recurrió a la Corte para interponer un recurso y así revisar la sentencia.

El pedido fue aceptado pero no se resolvió en el plazo estimado y el acusado superó los 3 años y 6 meses de prisión preventiva, por lo que fue excarcelado.

La familia de la víctima -quien ya cumplió la mayoría de edad- se enteró hoy de que el violador estaba libre por los medios de comunicación y aseguraron no haber recibido una notificación formal de la decisión. La mamá de la joven afirmó con indignación haberse sentido "violada por la Justicia".

"La víctima y su familia tienen miedo", aseguró Lila Calderón, al frente de la organización social La Dignidad.

La tobillera electrónica que lleva puesta Villanueva le permite movilizarse por la ciudad a su gusto aunque tiene ciertas restricciones: no puede salir de Cipolletti o el país sin autorización del Tribunal, debe presentarse en la oficina judicial todas las semanas y debe mantenerse alejado a más de 300 metros de la víctima y su círculo familiar.

Por su parte, la joven aseguró que "la tobillera electrónica no le va a impedir que tome represarías contra mi familia" y cuestionó por qué no le ponen custodia luego del delito cometido.

"La pulsera se la puede sacar, hacernos daños y en poco tiempo cruzar la cordillera. No quiero ser otra víctima a la que maten por la tardanza de la Justicia", sentenció.

Una situación que duró diez años

La investigación por los abusos cometidos por Fabián Villanueva se inició en el 2013 y llegó a juicio en el 2014. Por unanimidad, la ex Cámara Primera lo consideró culpable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado porque la víctima era menor y había una condición de convivencia.

Los ataques sexuales a la víctima se desarrollaron durante el lapso de casi diez años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario