Todas las partes están felices: Henry Homann porque cuenta con lo que pretendía (“Jugadores de mucha jerarquía que conocen la categoría”), los dirigentes porque potenciaron a un grupo que ya no contará con Cristian Taborda ni Matías Sosa, y los nuevos jugadores por llegar a “un club con historia y ordenado” en el que buscarán la tranquilidad perdida en los últimos tiempo y podrán concentrarse solamente en jugar.

Ayer al mediodía, la institución realizó la presentación en sociedad, pero todo estaba acordado desde los días previas, al punto de que ambos delanteros aceptaron entrenarse por la mañana (en el primer turno) sin haber puesto el gancho todavía.

La cantidad de delanteros no se convertirá en superpoblación para el entrenador, que hasta soltó el estilo para los próximos partidos de local. Dependerá de la respuesta física de todos los jugadores que tiene en la cabeza, pero a la hora de los puntos no dudará en poner tres delanteros ante su gente.

“Estoy para jugar donde el técnico me lo pida. Tengo muchas ganas y vengo a buscar la gloria con este club que tiene mucha historia. Me gusta jugar de 9, pero me puedo adaptar para ir por la derecha o izquierda. Sé que la presión caerá un poco sobre mis espaldas, pero estoy tranquilo, con ganas de sumar”, soltó Pereyra.

Con menos chapa que su compañero de mesa y de convivencia en estas primeras horas en Cipolletti, Farías no tiene dudas de que será el faro entre los centrales rivales. El desafío será volver a recuperar el mejor nivel, el que lo convirtió en uno de los máximos artilleros de la categoría en la temporada pasada.

El sintético

La superficie del campo de juego de La Visera no pasa desapercibida para nadie. Ninguno de los refuerzos suma muchos minutos de juego sobre la misma, pero no se condicionan. “Tendremos que adaptarnos y convertirlo en algo favorable para nosotros. Creo que jugué una sola vez en sintético, pero no es algo en lo que me puse a pensar al momento de aceptar venir. Tengo varios ex compañeros y todos me hablaron muy bien de este club. Sólo queda trabajar”, relativizó el Tecla Farías.

El plantel

Taborda y Sosa, bajas confirmadas

Las dos bajas confirmadas para la definición del Federal A serán Cristian Taborda y Matías Sosa.

Lo del 10 es historia conocida y ya está a punto de saltar a la cancha (el 11) en Brasil con la camiseta de Portuguesa.

Y el 9 se vio relegado ante el arribo de Juan Pablo Pereyra y Lucas Farías, prefirió buscar nuevos horizontes y se lo hizo saber a los dirigentes.

El Mono goleador tampoco estuvo ayer en la ciudad, cuando vuelva será para desocupar la vivienda, despedirse de los compañeros y tomar sus cosas personales. Costa Rica se avisora como un posible destino.

Mientras tanto, el grupo cumplió ayer el único doble turno de la semana que terminará el sábado. El domingo será de licencia y a partir del lunes quedarán concentrados en el hostel de la institución.

Serán 6 días consecutivos trabajando de mañana y de tarde, sin amistosos a la vista por la cercana competencia, el viernes 20 recibiendo a Deportivo Madryn por la Copa Argentina en horario nocturno, como ya se han puesto de acuerdo ambos clubes.

Mano a mano

“Acá hay ambiciones de pelear el ascenso a la B Nacional” - JP Pereyra, Delantero, refuerzo de Cipo hasta 2018

La última vez que Juan Pablo Pereyra pasó por la región fue en el 2010, con la camiseta de la Selección argentina en el proceso previo a Sudáfrica con Diego Armando Maradona en el banco de suplentes.

El Diego pasó por La Visera para entrenar a los arqueros en la previa al amistoso con Haití en Cutral Co, pero el delantero se quedó en el gimnasio de un hotel de gala neuquino viviendo un sueño.

Pasaron casi 7 años de ese hecho y el santafesino pisó Cipo por primera vez, seducido por la oferta y en busca de la tranquilidad perdida en el último año (Independiente Rivadavia y Colegiales no le pagaron).

¿Sos consciente de que la gente quiere ver en vos a un jugador distinto, que le dé un plus al equipo?

(Se ríe) Claro que sí. Pero yo tengo que entrenar y contribuir con mi granito de arena. Vengo a un equipo estructurado, que alcanzó objetivos previos. Deberé adaptarme a eso, aunque no le escapo a la responsabilidad. Hay ambición para pelar el ascenso y eso es importante, pero tenemos que jugar.

¿Cómo elegiste Cipolletti?

De la misma manera que el técnico y los dirigentes me buscaron a mí: preguntando, teniendo referencias previas, llamando a mucha gente. La historia de este club está, tenemos que ir por nuestra gloria.

Minientrevista

“Desde que llegué a la ciudad, todo me sorprende mucho” Lucas Farías El 9 también se sumó por 18 meses.

Con 33 años, Lucas Farías las ha vivido todas en el fútbol de ascenso. Tuvo su momento máximo de gloria con las campañas exitosas de Gimnasia de Mendoza entre el 2013 y el 2015, pero por su lugar de residencia en Córdoba siempre se relacionó con instituciones del norte del país.

De recuerdo muy lejano tiene en la memoria su visita a la cancha de Boca de Río Gallegos, pero esta es su primera vez en el Alto Valle y en Cipolletti.

¿Qué te ha sorprendido en estas horas?

En estas primeras horas todo me sorprende. A nivel club, son increíbles las instalaciones que tiene y el trabajo se nota programado. Cuando uno consulta, lógico que le hablan bien porque sino dudarías en venir, pero estando acá, tomás dimensión.

Concentrado en lo que será la pretemporada, viajó sólo en estos primeros días de su nueva estadía. Una vez instalado en la vivienda que le asigne la institución, irá por sus seres queridos que ya están al tanto de todo lo sucedido por teléfono.

¿Lo más importante es tener tranquilidad?

Vengo de meses complicados. El ascenso está en un momento como de sinceramiento y los que le cumplen al jugador van a comenzar a sacar diferencias. Lo que más quiero en este momento es tranquilidad para trabajar y rendir al máximo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario