El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
24% Hum
LMCipolletti Molina

Cinco años de prisión para motochorro que lesionó a una vecina

La tiró contra el cordón cuneta y le provocó fractura de fémur. Horas después con otro cómplice intentó robar pertenencias de un vehículo, pero fueron atrapados por vecinos. Lo condenaron por sus antecedentes penales.

Un ladrón que le causó heridas graves a una mujer en un asalto y horas después fue atrapado por vecinos cuando intentó robar pertenencias de un vehículo fue condenado a cinco años de prisión de cumplimiento efectivo.

Los hechos ocurrieron el 10 de noviembre del año pasado. El primero sucedió minutos antes del mediodía, cuando Ángel Molina y un cómplice, que no fue identificado, circulaban en una moto tipo enduro y sorprendieron a una vecina que caminaba por calles Naciones Unidas y González Larrosa. El abordaje fue violento. Mientras le exigían sus pertenencias, Molina la tomó de los brazos y la tiró contra el cordón cuneta, provocándole fractura de fémur, lesión considerada grave. Ahí se apoderó de su cartera, que contenía documentación personal de la víctima, y huyeron.

Te puede interesar...

Pero Molina no se conformó con el botín. No mucho después, a las 13:37, en compañía de Franco Retamal, otro socio delictivo, intentaron abrir un Renault Clío estacionado en Jorge Newbery al 1600. Pero la hermana del propietario los descubrió, por lo que tuvieron que escapar. Sin embargo, a pocas cuadras fueron reducidos por vecinos y entregados a la policía, quienes encontraron entre las ropas de Molina documentación de la primera víctima, prueba clave en la acusación.

Retamal fue imputado como coautor del delito de tentativa de hurto. Como no registraba antecedentes penales, la fiscal Adjunta Giovanna Moro y la defensora Oficial Silvana Ayenao acordaron la suspensión de juicio a prueba por el plazo de un año, lapso en el que deberá cumplir pautas de conducta. También consensuaron el pago de 1.000 pesos al dueño del Clío, aunque el damnificado aclaró que no le interesaba la compensación.

En cuanto a Molina la situación fue distinta, dado que cuenta con antecedentes condenatorios. Las partes propusieron encausar el proceso en un juicio abreviado y sentenciarlo a cinco años de prisión de cumplimiento efectivo. Pero, además, restaba resolver un proceso pendiente en su contra que lo tenía en prisión preventiva, por lo que la Defensora optó por no renunciar a los plazos procesales.

Los dos imputados reconocieron su culpa y aceptaron la pena acordada.

El juez Marcelo Gómez, tras evaluar los planteos, avaló ambas resoluciones y, días atrás, dictó el fallo respectivo.

En el caso de Molina, el magistrado dispuso extender la prisión preventiva hasta el 3 de marzo para que, a partir de esa fecha, comience a cumplir la condena de cinco años.

Retamal, por su parte, deberá mantener domicilio, no cometer nuevos delitos, no consumir estupefacientes ni abusar de bebidas alcohólicas en la vía pública y presentarse cada dos meses en el Juzgado de Paz de Catriel, como parte de las medidas de conductas impuestas. Además, tendrá que abonar los $1.000 al propietario del Clío.

La prueba de los ojos morados

Aunque Molina confesó que participó en ambos hechos, había pruebas en su contra que resultaron irrefutables.

En el primero de ellos le encontraron en su poder la documentación de la mujer que golpeó. Pero además la víctima dio un dato que se destacó en el fallo: notó manchas en su rostro, como vestigios de golpes. Presumen que eran moretones en los ojos que habría sufrido horas antes de los delitos que cometió.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario