El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
48% Hum
LMCipolletti

Bariloche tuvo una jornada de calma

“Prefiero que me acusen porque la fuerza de seguridad ha tenido alguna pasividad antes que estar lamentando muertes", dijo Weretilneck.

De a poco, Bariloche retomó ayer la calma habitual luego de los disturbios y saqueos del jueves. Alrededor de 700 agentes de las distintas fuerzas de seguridad custodiaron las calles del centro y de los barrios.
Los negocios reabrieron sus puertas, a excepción de algunos que aún temían el retorno de los episodios violentos y de los supermercados y comercios chicos que fueron destrozados.
El operativo de seguridad fue diseñado por el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien estuvo anteanoche en Bariloche. Quedó bajo el mando del secretario de Seguridad provincial, Miguel Bermejo, según confirmó el intendente Omar Goye en conferencia de prensa. Están en funciones personal de Gendarmería, Prefectura y de la Policía Federal, la de Río Negro y la Aeroportuaria.
El propio Goye asumió la “responsabilidad como máxima autoridad de la ciudad”, pero deslizó sus críticas al gobierno provincial por ser responsable de la seguridad y no haber tomado en cuenta su reclamo realizado semanas atrás.
"Le planteé personalmente al ministro de Gobierno (Luis Di Giácomo) la preocupación que tenía en materia de seguridad por estas fechas, por el posible desborde de los reclamos sociales", dijo Goye.
Sin embargo, el gobernador Alberto Weretilneck afirmó que "no había alertas en los centros de atención de la provincia, ya que no hubo ningún tipo de solicitud".
"Cuando hay situaciones de desesperación muy complejas, es lógico que se den distintas alertas, pero acá no se produjo ninguna”, agregó.
Además, consideró que el objetivo de los manifestantes era lograr una intervención del municipio barilochense.
“Los primeros saqueos a cinco o seis comercios fueron organizados y dirigidos, con vehículos que iban llegando y se llamaban por celulares”, acotó.
A su vez, Weretilneck destacó que fue gracias a la actitud de la Policía que no se tuvieron que lamentar víctimas fatales durante los saqueos y desmanes provocados por centenares de manifestantes.
“Prefiero que acusen al gobernador porque la fuerza de seguridad ha tenido alguna pasividad antes que estar lamentando muertes. Esto podrá tener cualquier costo político, pero nadie me va a hacer cambiar de opinión”, aseveró Weretilneck.
Y agregó que “por más que sean delincuentes, personas que atentan contra el orden público, el uso de armas de fuego es la última herramienta de la Policía”.
 
No renuncia
Ante posibles manifestaciones en su contra, Goye ratificó la continuidad de su mandato hasta 2015 y reconoció que existen "sectores interesados en que renuncie".
En tanto, el obispo Fernando Maletti pidió que se “asuma la causa de los jóvenes, que tengan un horizonte y contención y por eso pedimos que se redoblen los esfuerzos en esa línea".
Por su parte, el joven de 15 años que fue baleado anteanoche en el marco de los enfrentamientos por los intentos de saqueos “evoluciona favorablemente” y comenzó su recuperación.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario