En el noveno día del conflicto laboral, ATE decidió iniciar un piquete de 48 horas en la Aduana de Regina, el último punto de control de calidad y sanidad de la fruta de exportación, por lo que los camiones no podrán llegar al puerto.

Ante el piquete y las graves complicaciones para la cadena productiva, la Gendarmería llegó hasta el lugar con la intención de desalojarlos. Hubo varias horas de tensión, pero hasta anoche el bloqueo continuaba.

“A esta altura del conflicto es notoria la falta de capacidad del ingeniero Ricardo Sánchez al frente del Senasa y del Coordinador de Barreras, Guillermo Amerio. Estos funcionarios no han podido resolver demandas menores. Privatizar los controles zoofitosanitarios es poner al zorro a cuidar el gallinero”, aseguró Rodrigo Vicente, coordinador de ATE en los organismos nacionales de Río Negro.

El dirigente gremial anticipó que si no hay respuestas hoy, endurecerán aún más las medidas de fuerza y plantean un paro de cuatro días en el Senasa para la semana próxima.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario