Amartino: "Arrancamos el año con otra cabeza"

Con 20 años, es el campeón más joven de la Monomarca Gol.

Sofía Ibáñez

ibanezs@lmneuquen.com.ar

En un año, Mateo Amartino dio un salto notable en la Monomarca Gol. De ser elegido piloto revelación en el 2016 a campeón una temporada después. Con 20 años, el cipoleño del equipo Tappatá Motorsports fue el piloto más joven en consagrarse en la categoría. “Lo que cambió de un año a otro fue que arrancamos el campeonato con otra cabeza”, expresó el corredor, con diez tronos en el Prokart Neuquino.

“Este fue mi tercer año completo (en el 2015 y 2016 no estuvo en dos fechas), ya había ganado el año pasado, y este año arrancamos con la idea de pelear por el campeonato”, contó Mateo, que en la última fecha tuvo que padecer la arremetida de Nicolás Montanari, a quien superó por un punto.

Te puede interesar...

“El título se festejó muchísimo, lo veníamos buscando desde el principio. El equipo hizo mucho esfuerzo para llegar a fin de año y conseguirlo”, destacó Amartino, que llegó al autódromo de General Roca con 16 puntos de ventaja. “El sábado la idea era terminar más adelante que (Martín) Alessi, que era el que estaba más cerca. En la primera final pudimos quedar justo atrás de él. Lo que pasó fue que Nico Montanari ganó la carrera y se nos acercó muchísimo, a seis puntos, y eso no lo teníamos en cuenta”, reveló el campeón. Y el domingo la prioridad cambió.

“Salí a correr la final con las cuentas hechas, según cómo salía Nico, tenía que salir yo, pero al frenar otro piloto -Gonzalo García- y dejarlo pasar, faltando nada para llegar a la línea de meta, se me mezclaron los números, no sabía qué había pasado, pero por radio me avisó el equipo que éramos campeones nosotros”, recordó más aliviado el cipoleño.

El mérito del campeón en el desenlace del campeonato fue pelear mano a mano con dos pilotos de experiencia. “Sabía que iba a ser difícil. Con Alessi tengo una relación de amistad, más allá de la Monomarca Gol es amigo de la familia y compañero de equipo, nos entrenamos juntos durante el mes de la carrera y sabía que estaba en forma; y Nico es un piloto que va para adelante, no es fácil correrlo, es muy rápido, muy picante. Por suerte pudimos manejar la ventaja en puntos”, sostuvo.

Mateo ganó dos finales e hizo cinco podios, pero la regularidad en toda la temporada lo tuvo siempre como protagonista.

“El que gana el campeonato no es el piloto más rápido, sino el más regular durante todo el año. El que hizo mejor las cosas, el que trabajó más para que el auto no se pare, y creo que ese es el premio que nos llevamos nosotros”, señalo el piloto cipoleño.

Del karting al Gol

“Arranqué a correr por influencia de mis tíos, desde muy chico en el karting. Mi idea era correr en motocross, pero para mi familia la moto era muy peligrosa”, contó el joven promesa, y completó: “Cuando arranqué en el karting, quedé loco. Después la idea fue seguir en pista, por eso me subí a la Gol”.

La idea del cipoleño es defender el 1 en el 2018. “Por ahora sí, vamos a seguir corriendo en la Monomarca Gol, vamos a trabajar en el auto para tener uno de punta, más veloz. Para correr en una categoría nacional se necesita mucho gasto económico, no nos da el presupuesto. Pero todavía soy joven y estoy feliz en la Monomarca”, subrayó.

Sin embargo, dejó claro que el sueño está presente. “La Monomarca Gol es una categoría muy linda, es mi escuela, pero el piloto siempre quiere avanzar y superarse a sí mismo. Correr en una categoría nacional sería muy lindo para mí”, admitió.

El más joven

“En la pista, si sos grande o chico, no importa, todos queremos lo mismo: ganar”, afirmó el corredor, que superó el récord de Lautaro de la Iglesia, campeón en el 2015, tras convertirse en el piloto más joven en adjudicarse el campeonato.

“Con el Lauti tengo una amistad, corro en el mismo equipo en el que él fue campeón. Fue mi piloto invitado a mitad de año, me dio muchos consejos. Él había sido el piloto más joven en ganar y lo destroné también el año pasado (se ríe). Así que vamos por el mismo camino, esperemos llegar al nivel en el que está corriendo él”, dijo el flamante campeón.

En la temporada pasada fue premio revelación y este año logró el título. Mateo defenderá el 1 en el 2018 y sueña con correr a nivel nacional.

“Arranqué a correr por influencia de mis tíos, desde muy chico en el karting. Mi idea era correr en motocross, pero para mi familia la moto era muy peligrosa. Por eso arranqué en karting”. Mateo Amartino. Campeón de la Gol, suma 10 títulos en el Prokart neuquino

Lo que lo llevó a ser campeón fue su madurez

Lautaro de la Iglesia. Piloto neuquino del TC Mouras, campeón de la Gol en el 2015

Me pone muy feliz el título de Mateo, creo que lo que lo llevó a ser campeón, a pesar de su juventud, fue la madurez de saber cuándo tenía el auto para usarlo y ganar carreras o subir al podio, y cuándo no, sumar los puntos y no volverse loco. Eso lo llevó a ganar el campeonato. Felicito a Mateo, a todo el equipo Tappatá Motorsport, yo también salí campeón con el mismo equipo. Además, estoy agradecido a Mateo por sumarme a la carrera de invitados este año, me hizo sentir parte de esto también, porque pudimos sumarle algunos puntos que le sirvieron ahora para poder haber ganado el campeonato. La verdad, muy agradecido con él y toda su familia por todo eso, me pone muy contento el título de Mateo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario