Abusaba de niñas luego de engañarlas con golosinas

El depravado es un pintor que fue condenado pero no irá a prisión.

Un pintor depravado que ofrecía caramelos a sus víctimas para ganarse su confianza fue condenado a tres años de prisión en suspenso tras ser encontrado culpable de un hecho ocurrido en el barrio Bogotá de esta ciudad. La denuncia por el abuso había sido impulsada por el abuelo de una niña.

De acuerdo con fuentes allegadas a la investigación, el abusador fue primero citado a una audiencia de control de acusación, donde las partes acordaron avanzar con un juicio bajo la modalidad abreviada. Se acordó una pena condicional y una serie de pautas de conducta.

El abuso de la niña, de 10 años, tuvo lugar en noviembre de 2016, cuando jugaba con una hermana menor en calle Belgrano. Las menores se encontraban patinando y el pintor se acercó a la mayor para ofrecerle golosinas. Según las fuentes, el hombre era conocido en el barrio y por ese motivo habría logrado engañar a la mayor de las niñas. Después, se fueron a su casa y el depravado se desnudó y masturbó frente a la menor.

La situación fue muy traumática para la víctima pero pudo contarle a su abuelo y se le dio intervención al Ministerio Público Fiscal de Cipolletti. Mediante la cámara Gesell, se conocieron los detalles del abuso cometido por el pintor, que fue imputado por los delitos de rapto, abuso sexual simple y exhibiciones obscenas.

La primera audiencia fue presidida por el juez Guillermo Baquero Lascano y la fiscalía estuvo a cargo de Eugenia Vallejos. Mientras tanto, el acusado tuvo la asistencia de la defensora oficial Silvana Ayenao.

Como ocurre en otros casos con menores involucrados, no se puede revelar la identidad del condenado y sólo trascendió que sería oriundo de Chile. No contaba con antecedentes y por esta razón se vio beneficiado con una pena en suspenso. En cuanto a las pautas de conducta, se lo notificó de que no podrá acercarse al barrio de la víctima y su familia y que no deberá cometer otros delitos.

El juicio abreviado es cada vez más utilizado porque acorta los tiempos. Las partes deben acordar la pena.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario