El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
21% Hum
LMCipolletti

A diez años del segundo Triple Crimen, se renovó el reclamo de justicia

Familiares realizaron un acto en el que alzaron sus voces para decirle "no a la Impunidad".

El 23 de mayo de 2002 asesinaron a las cipoleñas Mónica García, Carmen Marcovecchio y Alejandra Carbajales.
 
El miércoles pasado se cumplieron diez años de la trágica jornada en que las tres mujeres fueron brutalmente asesinadas por una o más personas.
Se trató del segundo Triple Crimen cometido en la ciudad, y otra vez las víctimas fueron jóvenes mujeres.
La bioquímica Mónica García, la psicóloga Carmen Marcovecchio y la paciente Alejandra Carbajales fueron las víctimas la noche del 23 de mayo de 2002 en un laboratorio ubicado en la céntrica esquina de Roca y 25 de Mayo.
Como en tantos otros casos sucedidos en Cipolletti, en esta oportunidad volvió a decir presente la impunidad. Y, justamente con el fin de reclamar el encarcelamiento de los responsables, ayer por la tarde se realizó un acto en el anfiteatro ubicado en el parque Rosauer.
La convocatoria se realizó bajo el lema “A diez años de impunidad, a diez años de injusticia, a diez años sin olvido, exigimos compromiso, esclarecimiento y cárcel para los asesinos”.
En el acto se hizo presente cerca de medio centenar de personas. Allí hicieron uso de la palabra amigos y familiares de las víctimas, integrantes de la agrupación Familiares del Dolor, de la Pastoral Social y de la Multisectorial de Mujeres de Cipolletti.
La mayoría de las voces hicieron mención a los reiterados hechos de violencia sucedidos en la ciudad, donde familias enteras esperan respuestas de la Justicia local.
 
"¿Qué te pasa Cipolletti?"
Uno de los momentos de mayor emoción fue cuando Ulises González, padre de dos de las estudiantes asesinadas en el primer Triple Crimen, alzó su voz para preguntarse: “¿Qué te pasa Cipolletti? ¿Qué te pasa que olvidás a tanta gente que ha sido cruelmente asesinada?”
En ese sentido, lamentó el accionar de los funcionarios políticos, tanto a nivel provincial como municipal, reclamando su presencia en un acto al cual le dieron la espalda. “¿Qué les pasa que no saben dar respuesta, por eso no se hacen presentes hoy acá?”, cuestionó González.
El padre de María Emilia y Paula González aseguró estar dolido con Cipolletti y pidió a la comunidad que reaccione desde sus bases para exigirle a los funcionarios, tanto políticos como judiciales y policiales, saber la verdad de lo sucedido en los diferentes crímenes impunes que ocurrieron en la región.
“Esto no da para más, estoy muy dolido con la Justicia, con los políticos y con la comunidad de Cipolletti que no ha sabido acompañar a los familiares de las víctimas de estos horrendos crímenes; la esperanza se diluye y hoy se me hace difícil creer que se va a hacer justicia con esta gente (por los funcionarios de las distintas áreas)”.
El acompañamiento social al acto de ayer no fue el esperado, y así lo hicieron saber los presentes. Nadie acudió desde el municipio, ni tampoco desde el Estado provincial. Y los vecinos también decidieron darle la espalda.
Las manifestaciones de los oradores fueron seguidas con mucha atención por parte de los presentes y la actividad se desarrolló con normalidad en la tarde gris de domingo.
Quizás por tantas frustraciones, por tantas promesas incumplidas; o quizás porque la impunidad caló hondo en la conciencia colectiva, y el pueblo se cansó de reclamar, de que sus gritos rebotaran contra oídos sordos.
Sin justicia las heridas nunca se cerrarán. Las lágrimas tratan de ser tapadas con fojas, con papeles y mentiras que tratan de acallar la voz. Pero un hálito de voz aún persiste, y es sostenido, principalmente, por los familiares que jamás olvidarán estos hechos.
El protagonista principal de la tarde de ayer fue el silencio de un pueblo, pero un silencio que grita, diez años después, ¡justicia!

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario