El clima en Cipolletti

icon
28° Temp
9% Hum
LMCipolletti

Salía a pagar sueldos y lo asaltaron

El dueño de una empresa constructora fue abordado cuando partía de su vivienda con 15 mil pesos para abonar haberes a sus empleados. Fue encañonado y golpeado por al menos dos delincuentes.

También le sustrajeron dos mil pesos a su esposa y dos camperas de cuero. Por las agresiones, debieron hospitalizar a la víctima.
 
Armados y con sus rostros cubiertos, varios delincuentes encañonaron a un empresario cuando salía de su casa y tras golpearlo con fiereza, le robaron 15 mil pesos destinados al pago de sueldos de sus empleados. Además, se llevaron dos mil pesos de su esposa y camperas de cuero.
La víctima, de 57 años, posee una empresa constructora y fue abordado en la puerta de su vivienda de calle Castelli al 100 a primera hora de la mañana de ayer. "Evidentemente, los ladrones tenían información muy precisa sobre el movimiento del dinero y lo estaban esperando", confió una fuente policial. "Alguien lo vendió", consideró otro uniformado.
Vecinos afirmaron a los investigadores haber visto un auto con cuatro ocupantes merodeando en forma sospechosa la zona del barrio Del Trabajo donde se produjo el asalto.
La víctima, cuya identidad no se suministró, debió ser atendida en un centro asistencial, donde pasó varias horas en observación debido a las agresiones físicas sufridas mientras los malvivientes le reclamaban el dinero.
El comisario Jorge Carrizo confirmó la existencia del asalto y aseguró que personal de la Unidad 32 y la Brigada de Investigaciones trabajan sobre "pistas firmes" para identificar a los ladrones.
 
El robo
El empresario de la construcción fue sorprendido por al menos dos sujetos, ambos armados, ni bien pisó la acera. Antes de entender lo que sucedía, los delincuentes lo habían hecho reingresar a su casa, donde lo ataron y lo golpearon. También redujeron a su esposa aunque, según informaron fuentes policiales, no la habrían agredido.
Por las declaraciones que brindaron las víctimas, la Policía no descartaba ayer que un tercer ladrón hubiese entrado a la casa. Los hombres se apoderaron rápidamente del dinero para el pago de sueldos, y tras amenazar verbalmente a los cónyuges obtuvieron otros dos mil pesos. Antes de irse, tomaron dos camperas de cuero y los teléfonos celulares para evitar un rápido alerta a la fuerza de seguridad. "Creemos que se llevaron la ropa porque estaba a su alcance, porque dentro de la casa no revolvieron nada", dijo Carrizo.
Según se expresó, las diligencias están centradas en hallar el vehículo descripto por los ocasionales testigos, ya que habría sido utilizado en otros delitos similares.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario