Postergan 8 meses más las multas a la tierra ociosa

Los dueños de chacras sin producción seguirán sin pagar. Así lo decidió el Municipio.

Finalmente, tras varias presentaciones y reclamos por parte de dueños de tierras improductivas en Cipolletti, el intendente Aníbal Tortoriello decidió darles una prórroga. Así, el tan cuestionado impuesto comenzará a cobrarse a partir de agosto y no desde principio de año, como se había fijado. Esto, según se explicó en los fundamentos de la medida, estuvo motivado por los incendios ocurridos en octubre.

De todas maneras, la norma no será derogada, como exigían los afectados. Un creciente grupo de chacareros, ex productores y propietarios de tierras ubicadas en la zona rural se opone firmemente a la implementación.

La ordenanza estipula altas multas para los propietarios de tierras rurales que actualmente no estén en producción. El objetivo es combatir la ociosidad de estos lugares, así como también la especulación, más cuando la gran mayoría no cuenta con un lote donde poder levantar su hogar.

Sin embargo, Tortoriello, mediante su resolución, explicó que “no resultaría racional su aplicación (la de la ordenanza) sobre establecimientos que, a consecuencia de calamidades naturales, hayan visto afectado su funcionamiento”.

En ese sentido, señaló que es por eso que “se considera necesario realizar una nueva constatación, a fin de no incurrir en errores a la hora de la liquidación del impuesto”.

Mientras que en la vereda de enfrente a estos dueños de tierras abandonadas se encuentra el Consorcio de Regantes, que respalda la norma. En ese sentido, explicaron que “la ciudad debe potenciar sus tierras agrícolas y protegerlas de otros usos, como la especulación inmobiliaria”.

Con esto el Municipio dejó de recibir una importante suma de dinero en beneficio de los dueños de estas tierras, que de todas maneras insistirán en que la norma se derogue, por considerarla irracional.

La crisis de la fruticultura, el bajo precio de la fruta, los problemas de pago de las empresas del empaque y otros factores tornan imposible reactivar la actividad agrícola desde hace mucho tiempo, son las explicaciones que se dan para pedir clemencia.

La ordenanza estipulaba una multa de $15.000 por hectárea improductiva. No es la primera vez que se posterga la aplicación de la norma.

8 años pasaron desde que se aprobó la ordenanza.

La norma que fija una multa para las tierras improductivas fue aprobada en el 2010, durante la intendencia del ahora gobernador Alberto Weretilneck. Nunca se implementó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario