Los rulos del tercer puente serán habilitados en abril

Los derivadores son claves para que el acceso a Neuquén sea seguro.

La tan esperada obra del tercer puente que une Cipolletti y Neuquén se inauguró en octubre con una visita presidencial y un anuncio de trabajos futuros: la construcción de dos necesarios rulos de giro que permitirán un acceso ágil a Neuquén para los cipoleños y que estarán listos a fines de abril.

Desde Vialidad Nacional confirmaron que estos trabajos no estaban incluidos en el proyecto original de una obra que se inició hace más de una década y que era muy esperada por la población valletana. Sin embargo, la necesidad los llevó a incluir los nudos de derivación a cargo de la misma empresa.

En diálogo con LU5, Nelson Damiani, delegado en Neuquén de Vialidad Nacional, explicó que la firma ya se encuentra trabajando en el lugar porque a la obra inaugurada aún le faltan algunos detalles, como la iluminación en las rotondas, en los puentes y las puntas de los accesos. A esos complementos agregarán también los rulos que servirán para ordenar el tránsito.

Como no será necesario llamar a una nueva licitación para construir los derivadores que les permiten a los automovilistas girar a la izquierda, desde el organismo nacional aseguraron que en poco más de tres meses estarán terminados estos necesarios complementos al tercer puente.

Con estos nuevos trabajos se busca no sólo generar un acceso rápido a la ciudad para los cipoleños que desean ingresar a Neuquén y a los conductores neuquinos que desean transitar por la Autovía Norte, sino evitar las imprudencias que se registran ahora en ese sector (ver aparte).

Si bien la habilitación del tercer puente sobre las aguas del río Neuquén significó una importante válvula de escape para los congestionados accesos de la Ruta 22, Damiani aseguró que ese cruce es, en realidad, media obra. “Esto tiene que ver con un corredor que va desde Chichinales hasta Arroyito y que es de dos más dos, pasa por la rotonda de Pacheco en Cipolletti y cruza el puente ferroviario”, sostuvo el funcionario nacional y aclaró que el objetivo es que todo el trayecto sea de cuatro carriles, dos por cada mano.

Sin embargo, explicó que se habilitó este tramo de sólo dos trochas para conectar a la ciudad cipoleña con la ruta que va por el norte, y que el objetivo es ampliarlo en el futuro. A su vez, aclaró que el proyecto para tener un gran corredor valletano también se ve interrumpido en Río Negro, donde existe un amparo judicial que frena la ampliación de la calzada a la altura de General Roca (ver aparte).

En ese sentido, aseguró que en el distrito neuquino las obras están más avanzadas que en Río Negro. “Acá tenemos las obras y los proyectos en marcha”, dijo y agregó que los rionegrinos son los más perjudicados por el atraso de una obra muy demorada.

Damiani destacó que Neuquén es el tercer distrito que fue más beneficiado en aportes presupuestarios por parte de Vialidad, mientras que Río Negro quedó a la espera de la definición por la 22.

--> Una maniobra peligrosa para acortar el viaje

La falta de los rulos que permitan girar a la izquierda a la salida del tercer puente obliga a los automovilistas que transitan por el tercer puente a hacer varios metros de más por la Ruta 7 y esperar su turno en el semáforo ubicado a la altura de Parque Industrial con el objetivo final de tomar los carriles en sentido al centro neuquino.

La ansiedad y la imprudencia llevan a muchos conductores a evitar esa engorrosa maniobra y reemplazarla por una no permitida y que pone en riesgo su seguridad y la del resto de los viajeros.

Tanto los que viajan desde Cipolletti y quieren ingresar a Neuquén como los autos y motos neuquinos que quieran tomar la Autovía Norte evitan hacer metros de más y esperan en la banquina para poder girar a la izquierda sobre la ruta.

Para eso, hacen señas de luces o con la mano para que los autos que circulan por la calzada les den el paso, en una arriesgada maniobra que puede terminar en un grave choque. Quienes vienen por la autovía rumbo al puente tienen una curva poco antes que puede impedir observar a los autos en infracción, lo que hace más riesgosa la situación.

Nelson Damiani, delegado en Neuquén de Vialidad Nacional, explicó que se colocaron delineadores para evitar que los conductores pudieran hacer ese cruce. Sin embargo, las barreras fueron robadas y los autos y motos volvieron a cometer esa imprudencia como forma habitual de completar su recorrido.

El funcionario aseguró que la única solución para evitar posibles accidentes es el desarrollo de los rulos, que estarán terminados en abril. Así se batallará una actitud imprudente que, hasta el momento, no se cobró víctimas en el sector.

p06-2 nqn.jpg

--> Nuevas demoras en la autovía

La falta de los rulos que permitan girar a la izquierda a la salida del tercer puente obliga a los automovilistas que transitan por el tercer puente a hacer varios metros de más por la Ruta 7 y esperar su turno en el semáforo ubicado a la altura de Parque Industrial con el objetivo final de tomar los carriles en sentido al centro neuquino.

La ansiedad y la imprudencia llevan a muchos conductores a evitar esa engorrosa maniobra y reemplazarla por una no permitida y que pone en riesgo su seguridad y la del resto de los viajeros.

Tanto los que viajan desde Cipolletti y quieren ingresar a Neuquén como los autos y motos neuquinos que quieran tomar la Autovía Norte evitan hacer metros de más y esperan en la banquina para poder girar a la izquierda sobre la ruta.

Para eso, hacen señas de luces o con la mano para que los autos que circulan por la calzada les den el paso, en una arriesgada maniobra que puede terminar en un grave choque. Quienes vienen por la autovía rumbo al puente tienen una curva poco antes que puede impedir observar a los autos en infracción, lo que hace más riesgosa la situación.

Nelson Damiani, delegado en Neuquén de Vialidad Nacional, explicó que se colocaron delineadores para evitar que los conductores pudieran hacer ese cruce. Sin embargo, las barreras fueron robadas y los autos y motos volvieron a cometer esa imprudencia como forma habitual de completar su recorrido.

El funcionario aseguró que la única solución para evitar posibles accidentes es el desarrollo de los rulos, que estarán terminados en abril. Así se batallará una actitud imprudente que, hasta el momento, no se cobró víctimas en el sector.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario