El clima en Cipolletti

icon
35° Temp
20% Hum
LMCipolletti

Los intendentes tendrán un papel central en las políticas de seguridad

Funcionarios provinciales, encabezados por el ministro Hugo Lastra y el secretario de Seguridad Miguel Bermejo, presentaron las nuevas propuestas ante los jefes comunales del Alto Valle Oeste.

Las autoridades municipales participarán de la descentralización de las acciones en seguridad.

La presentación del nuevo Plan Provincial de Seguridad para los municipios del Alto Valle Oeste dejó en claro que la descentralización en las políticas del sector que se contemplan en la iniciativa tendrá en los intendentes a interlocutores destacados, con poder incluso para determinar la labor de la Policía.
Igualmente, resultó patente que para la zona aparece como vital la coordinación de acciones con la vecina provincia de Neuquén, con vistas a enfrentar y combatir fenómenos delictivos que por la fluida comunicación entre ciudades adquiere aquí características específicas.
El lanzamiento se efectuó en Cinco Saltos, en un acto que contó con la participación del ministro de Gobierno, Hugo Lastra; el secretario de Seguridad, Miguel Bermejo; el jefe de la Policía de Río Negro, Ariel Gallinger; y la de distintos funcionarios de la cartera de Seguridad provincial. También estuvieron presentes los legisladores Ariel Rivero, Viviana Pereira y Tania Lastra.
Entre los intendentes, se contaron la anfitriona Liliana Alvarado, el cipoleño Abel Baratti; Juan Reggioni, de Fernández Oro; Carlos Johnston, de Catriel; César Dantas, de Campo Grande; y Fabián Galli, de Contralmirante Cordero. También estuvieron presentes algunos concejales, otros funcionarios municipales y altos cargos de la Policía, como el jefe de la Regional V, Raúl Fuentes.
La puesta en marcha del plan se inscribe en el camino de conformación del Consejo de Seguridad Pública, que tendrá a su cargo la ejecución y control de las políticas del sector.
 
Cumplir decisiones
En el nuevo esquema los municipios tendrán un amplio papel, interviniendo en forma directa para garantizar en cada ciudad el cumplimiento, en particular por comisarios y agentes policiales, de las decisiones tomadas a máximo nivel. Con ello, la dirigencia política civil tendrá intervención inmediata en los asuntos de seguridad.
El ministro Lastra puso sobre la palestra la amplitud de alcances de la propuesta. “Planteamos iniciar aquí una nueva etapa en la seguridad en Río Negro”, manifestó ayer, al hablar ante los jefes comunales. Para él, se trata de un auténtico “cambio de paradigma” que modificará en forma profunda el sistema vigente.
Destacó las acciones ya desplegadas para “poner en valor la capacitación del personal policial, de los funcionarios y de los empleados que trabajan en seguridad” y dijo que con la asunción de Bermejo y demás transformaciones, “hemos logrado llegar a lo que queríamos iniciar en Río Negro: una seguridad compartida con todas las autoridades comunales, una seguridad con inclusión social, con participación ciudadana, con un trabajo transversal que tenemos que hacer con educación, con salud, con deporte, con cultural, con la participación de todos los actores de la sociedad para poder brindar una seguridad mejor”.
 
Compromiso civil
Puso de relieve la concreción del objetivo de “tener todos civiles en la secretaría de Seguridad” y también un civil como jefe de Policía, con lo que se busca demostrar “a la comunidad el compromiso que tiene el gobierno provincial en el manejo y control de la seguridad, y en el desarrollo de una tarea en forma conjunta con todos los municipios”.
Bermejo, a su turno, enfatizó que en la materialización de políticas siempre se optará por “la construcción de consenso” y señaló que los intendentes podrán “recibir el apoyo que el gobierno de la provincia está dispuesto a otorgarles a los municipios, en un proceso progresivo de descentralización en materia de toma de decisiones políticas de seguridad”.
Manifestó que los jefes comunales “van a ser los que van a conducir políticamente en cada localidad la política pública de seguridad” y dejó en claro que la nueva metodología de trabajo ha sido encomendada expresamente por el gobernador Alberto Weretilneck y el senador Miguel Pichetto.

Tareas coordinadas con Neuquén

En el Alto Valle Oeste, las acciones en materia de seguridad serán, en muchos aspectos, coordinadas con Neuquén. Para avanzar por este camino, ya hubo un contacto del secretario de Seguridad de Río Negro, Miguel Bermejo, con el ministro de Gabinete, Seguridad y Trabajo de la vecina provincia, Gabriel Gastaminza.
El encuentro tuvo lugar el miércoles, es decir, el día anterior al lanzamiento (ayer) del nuevo Plan de Seguridad rionegrino, instancia que irá avanzando en la conformación del Consejo de Seguridad Pública.
Bermejo indicó que con Gastaminza “hemos evaluado problemas comunes, limítrofes entre las dos provincias, y nos hemos comprometido a suscribir los acuerdos necesarios para llevar adelante operativos conjuntos y políticas comunes, respetando la identidades de cada jurisdicción”.
Entre los temas a abordar, mencionó “los que se derivan del consumo de estupefacientes y la trata de personas, apuntando no solamente a las víctimas, viendo qué tipo de tratamiento se les puede dar, sino a quiénes son los que operan el negocio” en ambas variantes delictivas.

El Coseci se interiorizó en el plan

El Consejo de Seguridad Ciudadana de Cipolletti recibió anoche al titular de la Secretaría de Seguridad y Justicia de la provincia, Miguel Bermejo, para conocer la política que desarrollarán los funcionarios designados no hace mucho tiempo por el gobernador Alberto Weretilneck. En este marco, se discutieron los ejes de gestión y el papel que cumplirán las distintas áreas que dependen de la máxima cartera gubernamental de Seguridad.
Asistieron al encuentro el intendente Abel Baratti; la legisladora provincial Viviana Pereyra; y los concejales Silvana Larralde y Alejandro Goya Villagrán.
Anticiparon un diálogo permanente entre los organismos.

Las autoridades municipales trabajarán con comisarios

El intendente de Cipolletti, Abel Baratti, y su colega de Fernández Oro, Juan Reggioni, se refirieron al nuevo y más activo rol que tendrán que cumplir los jefes comunales en las políticas de seguridad.
Baratti expresó que, a partir de la flamante iniciativa provincial en la materia, las autoridades municipales tendrán “la posibilidad de que los comisarios atiendan mucho más la demanda que nosotros hacemos porque, si bien hay localidades donde se trabaja muy bien, hay otras donde el comisario escucha pero después hace otra cosa”.
De este modo, “el comisario, más allá de que tenga un jefe de Policía, el primer jefe que va a tener va a ser el intendente de la ciudad, dicho así traducido al castellano”. Agregó que los jefes comunales estarán “encima” de todos los problemas de seguridad “pero sobre todo de las órdenes, para que cuando se imparta una porque hay alguna situación, el comisario no mire para otro lado”.
Por su parte, el orense Reggioni consideró “muy importante” la propuesta de seguridad porque “está marcando un camino distinto” al de la pasada gestión provincial.
En relación al papel de articuladores que tendrán los jefes comunales en las nuevas políticas de seguridad, indicó, sonriente, que “ya no sé qué más responsabilidades vamos a tener, porque tenemos educación, tenemos salud y ahora seguridad. En realidad, somos los que ponemos el pecho todos los días y a toda ahora, en los lugares de cada uno de los municipios. No nos va a asustar esta nueva gestión y vamos a seguir haciendo nuestro trabajo. Al tener una responsabilidad distinta, habrá que cumplirla”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario