Lo que faltaba: un "Chanito" destruyó dos autos en el Don Bosco

Tiene 15 años y manejaba una camioneta.

El descontrol en las calles es cada vez más evidente y no ocurren tragedias de gravedad porque Dios es generoso. Cipolletti, al igual que otras ciudades del Valle, es escenario reiterado de choques, vuelcos y despistes. Uno de los ingredientes fundamentales es la velocidad.

Fue un poco lo que se vio en las últimas horas del viernes, en el barrio Don Boscoa, cuando una Ford EcoSport que circulaba por la calle Manuel Estrada embistió con fuerza a un Chevrolet Aveo y luego, a un Volkswagen que se encontraba estacionado. No hubo heridos pero sí mucha tensión porque algunos vecinos quisieron linchar al conductor de la EcoSport. Luego, la Policía comprobó que tenía sólo 15 años.

Te puede interesar...

Es la historia que se repite, y la gente está muy preocupada por el riesgo que corren niños pequeños, abuelos y mujeres embarazadas que, justamente por su situación, cruzan calles en forma lenta o en ocasiones permanecen en las veredas hasta que dejan de pasar vehículos.

Pero lo sucedido en el Don Bosco, en la intersección de Estrada y Paraguay, revela que nadie está a salvo y que un loco al volante puede provocar una tragedia. Según fuentes policiales, el conductor de la EcoSport, de 15 años, perdió el control tras no respetar el derecho de paso y dio de lleno primero contra un Aveo y luego frenó su carrera pegándole a la parte delantera de un Volkswagen. Fueron múltiples los daños materiales, el susto de los transeúntes y el enojo de los dueños de los vehículos afectados. Tanto personal de Tránsito como la Policía tuvieron que calmar los ánimos y evitar que el menor terminara golpeado por uno de los automovilistas damnificados, explicaron las fuentes.

El tránsito fue interrumpido en forma momentánea y tanto el Chevrolet como el Volkswagen presentaban múltiples abolladuras en la parte delantera. También fue requerida una ambulancia para que atendiera al adolescente y a una mujer que conducía el Aveo, aunque se informó que sufrieron golpes menores y no fue necesario su traslado al hospital. Sobre las circunstancias del choque, desde la Policía se limitaron a indicar que lo determinarán las pericias correspondientes. De igual modo, los testigos aseguraron que el terrible impacto fue por la alta velocidad de la EcoSport.

Conductores que pisan el acelerador

La referencia a Chano no es antojadiza y tiene que ver con la conducta de muchos automovilistas que se creen dueños de las calles y no respetan al resto. Durante la semana pasada, otra “Chano” dejó un tendal de autos chocados en pleno centro. Enseguida vinieron las excusas pero la mayoría de la gente sabe que si se respetan las mínimas reglas de tránsito y no se circula a gran velocidad, se pueden evitar múltiples accidentes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario