El clima en Cipolletti

icon
31° Temp
12% Hum
LMCipolletti ciudad

Las quemas y la desidia complican el basural

Los desechos siguen vertiéndose en las afueras del lugar. En su interior, los incendios son cosa de todos los días.

La acumulación de residuos en el acceso al basural, donde se siguen produciendo quemas de montañas de desechos, resulta un problema de difícil solución y perjudica a muchos pobladores de la zona rural próxima, así como el medioambiente de la ciudad.

Los residentes de las inmediaciones ya no saben qué hacer para evitar que el desparramo de inmundicias afecte a sus propiedades. Ocurre que los vehículos y el personal de trabajo que envía el Municipio al lugar despejan la calle principal de ingreso al vertedero pero una gran parte queda a la vera y allí permanece, contaminando y afeando el entorno.

Te puede interesar...

Para los vecinos consultados, la labor desplegada por la comuna ha convertido el basural de ser una extensión más o menos plana en una montaña que araña cada vez más el cielo y que, para peor, humea como un volcán en miniatura.

Al parecer, las quemas se producen todas las tardes y evidentemente serían intencionales. La basura arde sin pausa y las emanaciones se propagan por todos lados con un olor insufrible y perjudicando la salud, sobre todo de los alérgicos y asmáticos.

El colapso en que se encuentra el vertedero desde hace años ha planteado periódicas denuncias por la polución del medioambiente. La actual gestión se ha dedicado, sobre todo, a compactar la mugre acumulada, en busca de dotar al lugar de más orden.

Ahora las expectativas oficiales están puestas en el basural regional que tendrá sede en Neuquén, adonde se llevarán los desechos cipoleños. Mientras, al norte de Cipolletti las porquerías acopiadas hace años son y seguirán siendo un gran problema.

Imparable

Un vertedero que no deja de crecer

El basural cipoleño cubre más de 15 hectáreas, ya que en su historia fue incorporando extensiones aledañas a las 10 hectáreas de sus comienzos. Allí, el amontonamiento de residuos se volvió en un problema de proporciones y el Municipio en su momento llegó a considerar el lugar como colapsado. A todo esto, existen numerosas familias que viven del reciclaje y que subsisten como pueden. Si el deterioro social se profundiza, seguramente se sumarán más.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario