Las calles se inundaron rápidamente y en muchos casos el agua ingresó a las viviendas y generó importantes pérdidas para las familias.

Lila Calderón, referente del asentamiento, señaló que los vecinos del sector quedaron aislados por varias horas hasta que el agua logró escurrir de las calles. Sin embargo, hasta ayer, la inundación persistía en varios sectores.

“Vamos a pedir una reunión con el intendente Aníbal Tortoriello para volver a gestionar de forma urgente la urbanización del barrio. No queremos que vuelva a pasar”, remarcó.

Otro problema en esta oportunidad fue que los pozos sépticos rebalsaron y causaron peligrosos focos infecciosos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario