La búsqueda de desafíos lo llevó a Matamala a Miami

El púgil cipoleño se presentará el sábado cerca de Washington.

En busca de mejores oportunidades deportivas, el cipoleño Martín Matamala tomó la decisión de partir. Su desarraigo de la casa paterna y la llegada a Estados Unidos cumplió ya un mes, impulsado por promotores que también andan por el mundo reclutando potenciales representados en la tierra de las grandes bolsas.

Empezando desde abajo, en Florida, las chances que se presentan son mucho más redituables en lo económico. Una bolsa inicial como la que percibirá el próximo sábado en Fairfax es hasta 20 veces más jugosa de lo que puede llegar a percibir en algún festival argentino.

Te puede interesar...

“Desde lo económico no se puede comparar, es difícil desde lo deportivo porque uno no deja de ser un visitante, pero el esfuerzo vale la pena”, reconoció en un alto de su dura rutina que hasta el sábado se dividió en tres turnos.

Una de las concesiones que tuvo que brindar fue subir a una categoría diferente a la que se aconseja por porte físico. Greg Outlaw lo medirá en el límite de los 63,500, una más del ideal para él.

No será la primera vez que acepte el reto, aunque esta vez representa un riesgo desconocido porque la falta de información respecto de un rival al que, según el propio Matamala, le vienen cuidando la carrera y se presentará recién por octava vez en el campo de los rentados, donde se mantiene invicto.

Además de entrenarse de manera profesional, el boxeador también trabaja en Estados Unidos de manera informal para mantenerse.

Toda una historia

El arribo del cipoleño a EE.UU. se dio a partir de sus anteriores presentaciones. “Buenas peleas, ante buenos rivales que llamaron la atención de los promotores”, confió el Guapo.

Julián Jesús Vázquez marcó el número de teléfono del cipoleño y comenzó a gestarse el viaje. “Esto es todo esfuerzo personal, acá convivo con otros boxeadores latinos, en una casa que nos facilita el dueño del gimnasio y promotor, Nelson López Junior. Vivimos y entrenamos prácticamente en el mismo lugar”, contó.

8 rounds será la duración máxima del combate.

La pelea entre el cipoleño y el norteamericano Greg Outaw se fijó a 8 rounds para el sábado próximo a la noche, en cercanías a Washington.

La intención es bajar una categoría para la próxima pelea

Luego de aceptar el desafío que se le presentó en la división de los superligeros, como primera pelea en Estados Unidos, en los planes de Martín Matamala está el objetivo de bajar una categorías. En caso de ganar su próximo desafío, confían que la nueva propuesta no tardará en llegar para el cipoleño que prefiere hacerlo en el límite de los 61,200. Sin mayores conflictos en esta oportunidad, la pelea contra la balanza está ganada en la previa, lo que le permitió entrenar con mucha intensidad hasta el sábado último. Mientras que, desde hoy, las cargas físicas irán disminuyendo en la rutina del argentino que por la mañana extiende sus tareas aeróbicas. De acá a diciembre, desearía concretar otras tres presentaciones más, pero dependerá mucho del resultado del fin de semana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario