El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
20% Hum
LMCipolletti Flavio

Flavio Mendoza: pandemia, solidaridad y la polémica de Flor Peña en Olivos

En una entrevista exclusiva con LM, el coreógrafo y productor habló de todo. Mirá el video.

En su entrevista con LM Neuquén, en el marco de su visita al Cine Teatro Español de la ciudad con la obra Tres Empanadas, Flavio Mendoza también habló de otros temas y fue desde su grave cuadro de COVID, la pandemia, la sociedad, la vacunación y sus actos solidarios, hasta la polémica en la que quedó metida Flor Peña por visitar la residencia presidencial.

Haciendo una introducción a ese lado más emotivo que se verá en la obra, Flavio Mendoza habló de como transitó la enfermedad del COVID-19 y sus mayores temores. "La verdad es que yo la pasé muy mal. Tuve cuatro días de mucha fiebre que no podía controlar mi cuerpo, eso fue horrible. Y lo peor que me pasó fue haberme alejado de mi hijo 15 días, nunca estuve tanto tiempo sin él. Para colmo el COVID es una enfermedad que te aísla, que te aleja de todo el mundo, y no sabes que te puede pasar. Lamentablemente familiares tuvieron COVID y estuvieron tres meses. Algunos los entubaron y hasta llegaron a hacerles traqueotomías porque realmente estuvieron complicados. Gracias a Dios pudieron salir, pero hay gente que no. Y a mí me daba miedo eso: 'tengo un hijo chiquito, tengo que estar bien para él y esa fue mi gran preocupación", expresó el también empresario sobre su mal momento.

Te puede interesar...

En cuanto a si el virus le dejó alguna secuela, el coreógrafo manifestó: "Me tengo que hacer un estudio. Al principio me pasaba que me agitaba mucho, a mí me dieron el alta el lunes y el viernes ya estaba trabajando, no me quedé en mi casa. Es que además estábamos en plena temporada de verano y necesitaban que yo trabajaba. De todos modos, mi idea de volver rápido tuvo que ver con que mi organismo no se caiga. Yo soy de las cosas como mucho más modernas en ese aspecto. Antes alguien se esguinzaba un pie, te ponían un yeso y te dejaba con el pie arriba por 15 días; y yo cuando me esguinzo voy al kinesiólogo y me hace caminar y me hace hacer ejercicios. Tengo esa mentalidad, que a las cosas tenés que darles el tiempo necesario, no tanto, porque eso hace que te caigas. Yo soy de los tipos que se mueven enseguida y creo que eso me favoreció".

Entrevista Flavio Mendoza.mp4

Respecto a la vacunación, Flavio aclaró que recibió una dosis, de la forma que “corresponde”: “Tengo la primera dosis de AstraZeneca porque yo fui de los que esperé a que me tocara como corresponde, no hice ninguna cosa rara como se ha hecho en este bendito país. Así que esperando la segunda dosis”.

En este sentido, el coreógrafo confió que él cree en que de esta situación se saldrá gracias a la buena voluntad de las personas y no de los políticos. “Creo mucho en la gente de mi país, no en los que nos gobiernan. Fue así que decidí no viajar, porque tuve la chance de viajar al exterior para vacunarme. Pero tengo muchos familiares que no tienen posibilidad de hacerlo, y siendo ellos más grandes, me daba como mucha angustia, entonces dije que me iba a vacunar cuando me correspondiera y cuando tenga que ser. Y así fue. Esperé a que estuviera vacunadas mis hermanas, que son más grandes que yo”, reveló y agregó: “No hubiera podido con mi cabeza vacunarme yo antes que alguien de mi familia. Soy alguien muy culposo”.

Sobre la situación que atraviesa el mundo con la pandemia del coronavirus, el empresario fue bastante pesimista al respecto y mientras algunos creen que todo lo ocurrido ayudará a constituir una sociedad con nuevos -y buenos- valores, él intuye todo lo contrario. “Muchas personas decían que esta pandemia nos iba a servir para ser ‘mejores personas’. Yo creo que no, que él que es garca va a seguir siéndolo, y peor, porque se aprovechó en esta pandemia para ser más mala persona”, comenzó Mendoza y siguió: “Siempre fui un tipo que busca llevar un manto de superación, de decir esto no me va a turbar -porque el único que pueda hacerlo es Dios, que va a decir cuando no esté más en este mundo-, y no me voy a dejar influenciar por gente corrupta, o que hace mal las cosas”.

Flavio-3.jpg

“Siempre soy muy positivo, y desde antes de la pandemia, cuando nació mi hijo fue que decidí vivir lo más feliz posible día a día. Me parece que hay que vivir el momento. Yo he perdido muchos seres queridos de un día para otro y que uno no entiende el por qué sino era su momento. Entonces me di cuenta que somos una hormiga en el universo, que tenemos que disfrutar muchísimo el momento de hoy. No puedo pensar en el mañana ni en lo que pasó. Lo que pasó ya pasó y lo que vendrá Dios dirá, entonces es el hoy… Y la verdad es que cada día que me levantó, beso a mi hijo y digo gracias Dios por este nuevo día de vida que me das. Tenemos que abrazar a nuestros hijos, a nuestros padres, decirle ‘te amo’ a tus hermanos, que uno no lo hace constantemente, porque no sabemos cuánto tiempo vamos a estar acá, yo lo aplicó todos los días de vida”, añadió el artista.

El escándalo con Flor Peña en Olivos

Metiéndose en la polémica en la que quedó involucrada Flor Peña al visitar la residencia presidencial en medio de las restricciones más duras en el país para hablar de la situación de los artista, y recordando que Flavio Mendoza fue uno de los primeros personajes de la farándula en manifestarse en las calles pidiendo la reapertura de los teatros, el productor sentenció: “Yo no la conozco mucho a Florencia Peña porque nos hemos visto poco, pero se que es una buena persona, pero si hablaron algo de los actores o los artistas, yo fui el que salió a cortar la calle Corrientes para pedir que nos dejen trabajar. No vi a ninguno de esos actores ahí (se dice que también estuvo Pablo Echarri y Gastón Soffritti, integrantes de dos agrupaciones que representan a actores) conmigo protestando. Que fue de una forma pacífica, diciendo ‘ayúdennos’. Yo podía zafar, pero no puede zafar el bailarín y el acróbata que no tiene para comer”.

No se quedó ahí y el coreógrafo siguió: “Yo no soy quien para juzgar a Florencia Peña, pero todo lo que yo hice, la gente lo supo. De esto de Olivos yo nunca me enteré. Me enteré ahora, por este escándalo que ella había ido a la residencia presidencial. Pero qué hicieron, qué hicieron por los actores, porque yo no vi nada que hayan hecho. Entonces es raro. La realidad es que en esa reunión tendría que haber estado yo, porque yo fui él que le habló al presidente desde el programa de Marcelo Tinelli para que nos dejarán trabajar. Y yo lo hice abiertamente, por qué lo tenés que hacer en una oficina, a puertas cerradas. Hacelo y que se sepa. ‘Che, Flavio, voy a ir a juntarme con el presidente para hablar la situación que estamos viviendo, porque todas estas cosas hay que hacerlas públicas. La realidad es que nosotros (hablando por los artistas de primera línea) éramos los que menos necesitábamos, pero no pasaba lo mismo con los artistas que viven con el sueldo de su trabajo del día a día”.

La solidaridad intacta

Así como salió a reclamar por la reapertura de los teatros, el empresario fue de las personas del medio que puso a disposición de los demás todo lo que tenía. En este sentido, recordó como fue que nació ese gesto: fue a partir de que un bailarín conocido le contó que tenía que racionar su comida para que su hijo también pudiera comer. “Cuando me dijo eso a mi me clavó una daga en el corazón. Rápidamente le escribí, le pregunté que necesitaba y al otro día me fui al mercado a comprar mercadería y ahí empezamos a generar bolsones de comida para los artistas que la estaban pasando mal”, relató.

Tres-Empanadas.jpg

“Creo que eso también fue lo que me impuso a decir ‘vamos, vamos que tenemos que volver de alguna forma’. Y si no podemos trabajar, yo pedía que nos ayudarán de alguna forma, para poder seguir ayudando. Porque yo podía llegar a zafar, pero teníamos estos casos que no tenían para darle de comer a sus hijos”.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

25% Me interesa
50% Me gusta
0% Me da igual
25% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario