El chacal volvió a juicio por sus ataques sexuales

Ya lo condenaron dos veces y se inició otra causa por haber violado a su hija menor.

Empezó ayer a desarrollarse el juicio oral contra el violador cipoleño que está acusado de abusar de su propia hija durante una salida transitoria de la cárcel.

Declararon los primeros testigos y hoy se espera la presencia del polémico psicólogo Claudio Marín, quien en diferentes momentos atendió a la víctima y el imputado.

La primera audiencia fue precedida por una manifestación callejera de allegados a una de las víctimas del hombre juzgado, que cumple una condena unificada de 11 años y está muy cerca de quedar libre.

El detenido fue encontrado culpable en un juicio anterior por hechos de abuso cometidos contra su hija mayor y una hijastra. Luego, sumó un tercer proceso por la supuesta violación de su hija menor. Ayer, las personas que se agolparon en las puertas de los juzgados reclamaron que sea declarado culpable al igual que su pareja.

El trámite que se desarrolla en los juzgados de Urquiza y España está marcado por lo que revelarán los testigos y el análisis que llevará a cabo el tribunal interviniente sobre las pruebas presentadas por la fi scalía y la defensa.

Lo particular de la investigación es que la víctima se desdijo y aseguró que mintió sobre los abusos, explicaron fuentes allegadas a la causa. La menor, que en la actualidad tiene 15 años, habría involucrado a su padre presionada por su hermana mayor. Por esta razón, una de las testigos citadas en la jornada inicial fue una psicóloga que presta servicios en el hospital local.

Según las fuentes, la profesional fue consultada sobre las circunstancias en que tomó conocimiento de los abusos a la menor. Otra de las personas que pasaron por la sala de audiencias fue un médico forense, que dio precisiones sobre las lesiones que tenía la víctima en su zona genital. En este caso, se apunta a conocer si hay coincidencias con las fechas en que supuestamente la menor fue abusada.

Tras la jornada inicial, hoy se espera al psicólogo que hizo una pericia años atrás al acusado y no hace mucho, tuvo la responsabilidad de atender a la menor. Las fuentes enfatizaron que el profesional hará hincapié en que su vínculo con el condenado se limitó a un pedido específico realizado por la Justicia y que no impide su actuación actual como especialista en psicología y responsable de una serie de terapias con la víctima.

El juicio quedaría cerrado mañana, con la exposición de los alegatos y los pedidos de la fi scalía y la defensa. Se desconoce todavía qué resolución adoptará el tribunal en relación a las manifestaciones de la víctima y si alguna de las partes sugiere la realización de una nueva cámara Gesell con el fin de conocer su versión definitiva sobre los hechos bajo investigación.

La misma acusación

La acusación en contra del imputado, de 44 años, es por el delito de abuso sexual agravado por el vínculo. Cumple una condena por ese delito desde el 2007. Sin embargo, durante el beneficio de salidas transitorias, habría abusado de su hija menor y por esa razón se inició una investigación que se demoró más de un año. Llegó a juicio por la presión de allegados a la víctima.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario