El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
29% Hum

El Chacal de las Rutas dijo que se le escapó tiro mortal

Reconoció ser el autor del asesinato del odontólogo neuquino Héctor Parlanti.

El acusado de asesinar al odontólogo de Centenario Héctor Parlanti, José Antonio Zapata, aseguró ayer ante los integrantes de la Cámara en lo Criminal Primera de esta ciudad que el disparo mortal "se me escapó". De esta forma, el hombre condenado por varias violaciones y asaltos en la región valletana quiso minimizar su responsabilidad en el gravísimo hecho ocurrido en la Ruta Provincial 70, camino al lago Pellegrini. Asimismo, el sobrino de Zapata, quien es considerado cómplice, se abstuvo de declarar.
El juicio oral por el crimen que tuvo lugar el 7 de enero de 2012 se inició ayer por la mañana a puertas cerradas debido a que uno de los involucrados, sobrino de Zapata, era menor al momento del incidente.
Lejos de declararse inocente, el Chacal de las Rutas describió cómo se preparó para atacar a las circunstanciales víctimas que cruzaban por la Ruta 70. Con la ayuda de su sobrino, armaron varias planchuelas con clavos y las colocaron sobre la cinta asfáltica. El objetivo era que los vehículos terminaran con los neumáticos reventados y se vieran obligados a detenerse. Y lo lograron con Parlanti. La impunidad de Zapata y su cómplice quedaron al descubierto al puntualizar ante el tribunal que se acercaron a la camioneta del vecino de Centenario, le rompieron el vidrio de la ventanilla del conductor con una piedra y lo apuntaron con un arma de fuego. En ese marco, se habría producido el disparo "accidental".
Asimismo, ayer fue el turno de los primeros testigos, con los relatos muy sentidos de la viuda de Parlanti y su hermano. La mujer viajaba con la víctima y después se alejó para buscar una gomería. La oportunidad fue aprovechada por el asesino.
Para que no queden dudas del modus operandi de Zapata, quien asaltaba a automovilistas en distintos puntos del Alto Valle, el conductor de un camión recolector de residuos recordó que pasó por la Ruta 70 y se encontró con una planchuela de miguelitos pero pudo seguir gracias a "una doble líneas de ruedas".
Viejos "socios"
El menor, que en la actualidad tiene 20 años, reveló en un juicio anterior por otro asalto acaecido en la Ruta Nacional 151, que fue obligado por su tío a colaborar. Pero ayer, guardó silencio y se desconoce si mantendrá esta actitud hasta el cierre del juicio. Desde la fiscalía de Cámara, anticiparon que se podría desistir de algunos testigos debido a que Zapata confesó la autoría. Los alegatos están previstos para el viernes y el fiscal Gustavo Herrera, al igual que la parte querellante, llevada adelante por el abogado particular Diego Vázquez, podrían reclamar el castigo de prisión perpetua.
El tribunal que juzga a Zapata y el menor está presidido por Álvaro Meynet e integrado por Sonia Martín y Julio Sueldo. La defensa es llevada adelante por Juan Pablo Piombo y Sebastián Nolivo, además de la participación de la defensora de Menores, Lilian Rodríguez.
Zapata acumula varias condenas por asaltos y violaciones en Neuquén capital, General Roca y Cipolletti.

Dejá tu comentario