Es que el visitante apeló a una formación juvenil contra el clásico rival, que urgido por sus faltas de respuestas no pudo tomarse ninguna licencia.

Te puede interesar...

Víctor Zwenger apeló a su once ideal y Mauro Laspada se guardó todo para los puntos inaugurales en el Federal A.

El dueño de casa se vio obligado a asumir un rol protagónico en la primera parte ante un rival que replegó líneas en los últimos 40 metros y lo sometió a una prueba de paciencia y búsqueda de espacios.

Ante eso, Fernando de la Fuente fue eje en el Albinegro desde el círculo central. El 5 buscó darle movimiento a la pelota y allí pudo tomar contacto varias veces con Pablo Vergara, que recostado por la izquierda fue incisivo.

Sin embargo, el gol se terminó gestando por la banda opuesta, con un buen centro de Lucas Comachi que hizo contacto aéreo con la cabeza de Maxi Herrera a los 40 minutos, desnudando la falta de repentización en los metros finales.

“Teníamos el deseo de cambiar la mala imagen ante Sol de Mayo y creo que por lo hecho en el primer tiempo lo conseguimos. Tengo fe en que vamos a llegar bien”. Martín Zbrun. Capitán de Cipolletti

“Queda una semana para el arranque y creemos que vamos a llegar bien. Ganar sirve en lo anímico y para revertir un poco la imagen que había quedado del partido pasado”.Lucas Comachi. Mediocampista albinegro

Herrera gritó su segundo tanto con la de Cipo en La Visera. El primero había sido ante Sol de Mayo de Viedma.

Se adelantó el Naranja

A la vuelta de vestuarios, Laspada dio la orden de plantarse unos metros más adelante. Sebastián Olmos tomó a la defensa local muy abierta a los 5, encaró sobre el cierre de Franco Coria y desde la derecha sacó un remate cruzado que dio en el palo.

Cipolletti ya no supo cómo atacar con peligro a Roca. El Naranja B volvió a estar cerca del empate a los 10, con un remate apenas ancho de Guido Altamirano y a los 27 en un tiro libre desde la izquierda que el ingresado Lorenzo Sáez peinó a los 27 y por centímetros no sacudió la red.

El cuarto de hora final le dio tiempo a las variantes en masa, dejó poco espacio para el juego que entregó sensaciones de positivismo para el Depo, que arrancará como local de Sol de Mayo, y de interrogantes para un Albinegro, que comenzará visitando a Villa Mitre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario