Cipo en Cutral Co, una movida perfecta para la organización

Una recaudación millonaria y un gran marco de público se estiman para el domingo 19 en el Coloso. Los hinchas esperan la venta de entradas anticipadas.

Copa Argentina tiene relación con la demanda. Si el equipo que se pretende tiene mucha oferta, la organización entrega esa plaza al mejor postor; caso contrario, Arsenal, Banfield y ahora el coqueto estadio de Morón son una buena alternativa para ahorrar costos y facilitar el trabajo de la TV.

Cipolletti encontró en Cutral Co un padrino inesperado en esta edición. Ya en el 2017 fue objeto de deseo por parte de la intendencia neuquina, pero el poder deportivo de San Lorenzo hizo imposible moverlo muy lejos de casa y el Albinegro terminó viajando a Lanús.

Si el grande está comprometido con una competencia superior, no hay dinero que lo saque del conurbano. El último ejemplo fue Boca enfrentándose a Alvarado, también en La Fortaleza granate, a pocos días de volver a la Copa Libertadores.

El Coloso del Ruca Quimey sembró el año pasado, cuando fue aprobado para ser la primera sede patagónica de la Copa, y como hizo muy bien los deberes, contó con Cipo en octavos de final ante Arsenal.

Económicamente le rindió como esperaba. Tal vez el duelo no tenga el rating que la pantalla deportiva requiera, pero para logística regional poco importa todo eso.

Por eso, el intendente José Rioseco fue por más. Sabía que Almagro no provocaría ninguna oferta desorbitante en otro lugar del país, y antes de que el compromiso quedara condenado a un estadio semivacío, redobló la apuesta.

A cambio de cuánto es un secreto de las partes, pero se estima que en su próxima salida al interior neuquino el Capataz provocará una recaudación cercana a los dos millones de pesos.

La cuenta sale de las 4000 populares ($300) y 800 plateas ($500) que el conjunto rionegrino podría vender, sin contar al público neutral de la ciudad anfitriona y el resto de la zona que también se acerque a las boleterías.

Si pasa a octavos, Central o Talleres

Por la continuidad de la Copa Argentina, el ganador de la llave entre Cipolletti y Almagro esperará por el vencedor del duelo entre Rosario Central y Talleres de Córdoba, que podría jugarse el martes 21 en cancha de Banfield o de Lanús (todavía no está definido).

Además del contexto que supondría ese juego por octavos, el premio de pozo se incrementaría de $970.000 a $1.310.000.

De lo que no quedan dudas es de que si el Albinegro llega a superar a su rival de 16avos., de ninguna manera volverá a jugar en Cutral Co.

En ese caso, deberá esperar que la misma Copa le asigne el destino para seguir un hipotético camino en un certamen que también conduce a la Copa Libertadores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario