Dos historias que hoy chocan por la Copa Argentina en medio de un clima de clásico, por la ilusión de volver a enfrentar a un grande.

“Si el partido ya era atractivo, la chance de avanzar y jugar con un grande lo hace más especial”, acota Giuliana.

“Haber llegado a jugar con Racing fue increíble. Me tocó viajar en el colectivo que se rompió y no llegamos a Lanús. Terminamos en un bar de Luján viéndolo por la tele, llorando de impotencia por lo que nos había pasado”, dice Gisela, que quiere revancha de ese 2015.

En esa edición se registra el único enfrentamiento entre neuquinos y cipoleños por Copa, cuando el Rojo se impuso por penales, en La Visera.

“Me acuerdo de esa definición, pero creo que esta vez no va a haber penales. Lo veo a Cipo como para ganar de visitante y llegar tranquilo”, se ilusiona la nueva fanática de Piñero da Silva, a quien perfila como decisivo para la llave.

“Fue una alegría y una de las últimas veces que fui a La Visera. El último penal no lo vi, me fui de los nervios y me quedé en el baño. Soy una fanática de Manolo (Manuel Berra) y de Porra (Orlando), es increíble todo lo que hacen por el club, no sólo dentro de la cancha”, expresó Gisela, mientras lamentó la ausencia de Lautaro Villegas en la ofensiva de Independiente.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario