El clima en Cipolletti

icon
Temp
48% Hum
LMCipolletti hijos

Acusan a un ex futbolista de secuestrar a sus propios hijos

Fue la ex pareja del deportista, Ailén, quien decidió contar a los medios el calvario que está viviendo desde hace un año.

Un ex futbolista, de 33 años de edad, se convirtió en noticia en las últimas horas, al ser acusado por su ex pareja de secuestrar a los hijos que tienen en común. Se trata de Mariano Román Berriex, quien jugó en diferentes clubes de Europa, pero cerró su carrera en el 2022, en el fútbol boliviano.

Según explicó Ailén, la ex pareja de Berriex, hace casi un año que no ve a sus hijos, -la última vez que estuvo con ellos fue el 27 de abril del 2021-, cuando él decidió retirar a los menores del colegio al que asistían, para que pasarán el fin de semana con él, tal como lo habían acordado con la Justicia.

Te puede interesar...

Sin embargo, desde ese momento, nadie conoce su paradero, y aunque la Justicia ordenó que se restituya a los menores con su madre, Ailén sigue todavía esperando que eso suceda.

hijos-secuestrados-por-un-ex-futbolist.jpg

“Hoy es un fantasma”, confió Ailén en diálogo con TN, haciendo referencia a su expareja y padre de sus hijos. En ese punto, la mujer relató que cuando se conocieron, él jugaba al fútbol profesionalmente fuera del país. Fue por eso que cuando llegó el divorcio, la guarda de los nenes se la dieron a ella y acordaron los días de visita, régimen que ya había incumplido en otra oportunidad.

Respecto de su relación con Berriex, la mujer confió que fue víctima de violencia de género y que teme que sus hijos estén pasando algo similar. “Yo sufrí violencia psicológica con él… Sé que los chicos hoy están atravesando algo así”.

Embed

Sin poder contener las lágrimas, y para explicar el terrible momento que vive, Ailén reveló que su hijo cumplió 10 años hace unos meses y la nena ocho recientemente, pero que en ninguno de los casos pudo ni siquiera verlos o hablar con ellos por teléfono.

“Los estoy buscando, los llamo todos los días esperando que me puedan escuchar”, agregó y contó que también fue a la casa de sus exsuegros más de una vez para dejarles regalos y cartitas a los chicos, pero no sabe si los recibieron.

Con el aval de la Justicia, pero aún sin poder ver a sus hijos, fue que Ailén decidió hacer público su caso, como una suerte de último y desesperado recurso. “No hay que dividir a las familias”, reflexionó, por último, y le habló a sus hijos: “Acá todos los estamos esperando”.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario