El clima en Cipolletti

icon
26° Temp
6% Hum
LMCipolletti

Insisten en la necesidad de reformar la Carta Orgánica Municipal

El titular del Deliberante, Elbi Cides, volvió a destacar que existen aspectos de la normativa que deben ser modificados.

Para el líder del Legislativo cipoleño, los cambios deben ser hechos a instancias del Ejecutivo o por enmiendas del Deliberante.
 
En busca de “jerarquizar” al Concejo Deliberante, cuyo “prestigio se fue diluyendo” con el tiempo, su titular, Elbi Cides, dijo que continuará impulsando una labor que aporte en forma decidida al desarrollo de la Municipalidad. En este camino, el edil volvió a insistir en la necesidad de reformar la Carta Orgánica de la comuna, que ha sido muy cuestionada por diferentes artículos que no se cumplen y por otros que generan situaciones políticas muy discutibles.
La introducción de modificaciones en el texto se puede efectuar a través de una convención, con convocatoria a elecciones para designar a sus integrantes, o a través de enmiendas del propio CD, que puede cambiar hasta un artículo y sus concordantes por año, con posterior ratificación en la primera elección siguiente de concejales.
“Tenemos que hacer cumplir el rol de Deliberante y jerarquizarlo”, enfatizó Cides y destacó la necesidad de recuperar “el prestigio que se fue diluyendo en los últimos años, no por la calidad de los concejales sino por la misma Carta Orgánica”.
 
Tareas pendientes
“Hay que trabajar con algunas cuestiones que tienen que ver con cosas o tareas que da la CO para trabajar y están pendientes, y si no va a haber un llamado a cambio de la CO, en esta se prevé el mecanismo de la enmienda. Así que esto es un desafío para los concejales y se puede plantear algún cambio, o por lo menos, empezar a trabajarlo”, enfatizó.
Sostuvo que la labor de modificación “tiene que ser abierta y dar lugar a las instituciones para que todo el mundo pueda participar. Al ser todos de un solo partido o de un solo proyecto político, tenemos que agudizar el ingenio para que todo el mundo participe y se sienta representado por sus concejales”.
Cides explicó que la reforma “es un tema para más adelante” y debe “ser hablado con el intendente, que es el que marca la agenda política de la ciudad. Y si no hay acuerdo para hacer un llamado, creo que se puede mejorar con las enmiendas. Pero habrá que hablarlo con el intendente, que creo no va a tener ningún problema”.
Afirmó que el CD “está para eso, para escuchar, para evaluar y tratar de que todo el mundo tenga respuesta. Nosotros vamos a trabajar en ese sentido, en conjunto con el Ejecutivo”.
Con todo esto, Cides volvió a poner sobre la palestra un tema que ya ha sido congelado antes por el intendente Abel Baratti.

Escenario

Son muchos los artículos incumplidos o polémicos

Son numerosos los artículos y contenidos polémicos que existen en la actual Carta Orgánica Municipal. Para empezar, la propia forma de elección de sus autoridades y la composición del Concejo Deliberante figuran entre los temas debatibles, lo mismo que la existencia de algunos institutos que nunca se han cumplido, como el funcionamiento de la Defensoría Municipal y de la Asamblea Municipal.
En la COM se dispone que el intendente y el titular del CD deberán elegidos en fórmula y, aparte, se eligen los restantes cinco concejales que integran el Legislativo. Este número de ediles para votar resulta así realmente exiguo y más si se tiene en cuenta que se prevé incrementar su número en dos más, con lo que serían ocho, recién cuando la ciudad supere los 140 habitantes. Con ello, la participación de las minorías políticas se ve tremendamente limitada y una prueba es la integración actual del cuerpo, donde son todos del oficialismo.
La Defensoría Municipal y la Asamblea Municipal nunca se han podido materializar. En relación a la primera, hubo en el pasado intentos por activarla pero como se trata de un cargo que debe ocupar un edil, no ha habido eco hasta el momento para lanzarla. Máxime si se tienen en cuenta las magras remuneraciones de los concejales y de los cargos políticos de la Municipalidad. Para no hablar del personal general, cuyos haberes se cuentan entre los más bajos del país.
La Asamblea General nunca se intentó poner en marcha. Se trata de una especie de superpoder que deberían integrar con el 3 por mil de los habitantes que poseen estudios secundarios y que debe revisar una vez por año la labor de la gestión comunal.
En la COM se prevé un lugar para resaltar a las juntas vecinales. Sin embargo, desde la ex administración de Julio Arriaga, en que se puso en marcha la COM, pasando por los dos mandatos de Alberto Weretilneck hasta el poco tiempo que lleva actual de Abel Baratti, ha habido poco o ningún interés en normalizar y dar lugar activo a las instituciones representativas de los vecinos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario