El clima en Cipolletti

icon
32° Temp
4% Hum
LMCipolletti

El color de una jornada histórica

A TODO RITMO. La mañana era fría y el cielo nublado no era buen augurio. Cientos de militantes aguardaban estoicos en el exterior de la catedral por el arribo de la Presidenta. Habían llegado de Cipolletti, Roca y Neuquén, entre otras ciudades del Alto Valle. Pero como la espera se hacía demasiado larga, los integrantes de la Fanfarria Alto Perú decidieron ponerle ritmo. Así, deleitaron con un repertorio para todos los gustos, aunque las canciones “Arde la Ciudad” y “Gloria” fueron las que más agitaron al público.
 
DESTREZAS EN EL AIRE. Bariloche vivió una fiesta por la visita de Cristina. Por primera vez la celebración se realizaba en la Patagonia y había que estar a la altura de las circunstancias. Por eso, hubo desfile naútico, espectáculos con artistas como Los Pericos, Los Alonsitos y Soledad Pastorutti. Pero lo que dejó a varias personas con la boca abierta fueron las destrezas de los pilotos de tres aviones con propulsión a chorro que dibujaron varias siluetas en el cielo y hasta volaron a pocos metros de la superficie del lago Nahuel Huapi.
 
MARCHA Y RECLAMOS. Cientos de militantes de organizaciones sociales, gremiales, de partidos de izquierda, estudiantes secundarios y de integrantes de la Multisectorial contra la represión policial marcharon por la mañana para manifestar varios reclamos dirigidos a los gobiernos nacional, provincial y municipal. La protesta fue sin contratiempos, excepto, por algunos roces que mantuvieron en un sector del centro con militantes kirchneristas.
 
LA CHAPA. Aunque se trataba de un acto institucional por el 25 de Mayo, no faltaron las “avivadas” de costumbre para poder ingresar al teatro La Baita, donde la Presidenta iba a pronunciar su mensaje al país. Algunos militantes “conocidos” de algún dirigente que tenía invitación para ese acto aprovecharon ese contacto para poder superar el vallado y la celosa vigilancia de la Policía rionegrina. Lo curioso es que, en principio, no dejaban ingresar a toda la prensa, sino sólo a los acreditados para acceder a ese recinto. El reclamo de los trabajadores de prensa que no podían entrar se hizo escuchar. Más aún, cuando personas que sólo mostraban una remera de Cristina o de La Cámpora pasaban. La situación generó el malestar de los periodistas y camarógrafos. “Para la próxima no nos den acreditaciones de prensa, sino una remera”, grito, molesto, un periodista. Al final, los organizadores dejaron ingresar a todos los trabajadores de prensa al teatro.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario