El clima en Cipolletti

icon
Temp
58% Hum
LMCipolletti

Avances y desafíos de la Justicia local

Se cumplen diez años de la creación de la Cuarta Circunscripción. Es para destacar la cantidad de casos resueltos. Falta instalar más juzgados y defensorías.

Por: JUAN PABLO PIOMBO (*)

En febrero de 2003 se creó la Cuarta Circunscripción Judicial. Ello significó un gran avance para las ciudades de la región donde los ciudadanos venían reclamando la instalación de juzgados penales.
En estos diez años se generaron diversos organismos, como juzgados, cámaras, defensorías, fiscalías, entre otros.
En relación al fuero penal se puede destacar que hasta hoy ha habido un importante índice de casos esclarecidos.
En 2012 los dos tribunales de juicio hicieron 271 sentencias y otro tanto de resoluciones en causas criminales, correccionales, apelaciones, de menores y de ejecución.
Es curioso que a veces existan algunos ciudadanos que reclaman justicia por medios violentos (violencia verbal, física e incluso contra el edificio) cuando el objetivo de todos es bajar los niveles de agresión.
Casos leves y graves sin esclarecer ha habido antes de 2003 y después también, igual que en el resto de las ciudades. La cuestión es si el índice de casos esclarecidos es mejor o peor que en otros lugares.
A simple vista pareciera que desde que se crearon los tribunales locales el índice de casos resueltos aumentó considerablemente. ¿Es mérito de los jueces? En cierta medida sí, pero más que nada de los funcionarios policiales que trabajan en las comisarías, en Criminalística, en la Brigada de Investigaciones y de los ciudadanos que participan como testigos. Ellos son los que aportan las pruebas que permiten a los magistrados conocer la verdad de lo que pasó.
Hay casos de la década del '90 que han tenido un gran impacto en la percepción de algunas personas sobre cómo funciona la Justicia. Creo que esos casos de aquella época no reflejan el trabajo que se hizo entre 2003 y 2013.
No obstante, el reclamo que en ese entonces hizo la gente de Cipolletti sirvió para que se creen los tribunales, por ello el mérito es en gran parte del pueblo que lo exigió. Y también de los líderes sociales: la Municipalidad que donó un lugar, el Colegio de Abogados, magistrados a cargo de Superintendencia, legisladores, que pudieron llevar adelante el proyecto hasta lograr el objetivo de crear un Juzgado de Instrucción. Luego vinieron dos Juzgados de Instrucción más y dos Cámaras en lo Criminal. Además, de a poco, se crearon dos Defensorías Penales, Cuatro Fiscalías y dos Fiscalías de Cámara; incluso a fines de 2012 se nombraron cuatro fiscales adjuntos.
El gran mérito es que muchos líderes actuaron en la misma dirección. Así y todo no fue fácil. Lo cierto es que así fue como quedó conformado el sistema de la Cuarta Circunscripción ¿Es suficiente?
 
Los desafíos
Hay cosas hechas y otras por hacer. Que en diez años se haya avanzado así es algo muy positivo, pero el caudal de trabajo aumenta un 10% por año aproximadamente, cada diez años el trabajo se duplica mientras que la cantidad de tribunales permanece sin cambios desde 2006.
Si comparamos a la Cuarta con el resto de las circunscripciones vamos a observar que el presupuesto judicial todavía no se distribuye en forma equitativa. La falta de organismos implica que los magistrados, funcionarios y empleados tienen sobrecarga de tareas. Todavía hace falta que se cree un Juzgado de Ejecución Penal, un Juzgado Correccional y más Defensorías Penales.
En los últimos años se han realizado numerosos juicios por abuso sexual y también por casos de violencia doméstica. La Justicia ha ingresado -más que antes- al ámbito privado. Ello se debe a que hay más denuncias.
La lucha contra la violencia desde cualquier lugar implica generar niños y adolescentes más pacíficos.
La Justicia sólo puede intervenir cuando el delito ha sido cometido; el rol principal no es de prevención sino de sancionar a las personas según el Código Penal. Para los hechos graves o cuando hay reiteración de delitos leves se impone la pena de prisión; en los casos leves hay otro tipo de soluciones alternativas (mediación, reparación, trabajo comunitario, multa, inhabilitación, prisión en suspenso).
La gestión de los tribunales penales en estos diez años ha sido muy buena. Sobre todo considerando que -comparativamente-se  ha hecho una gran cantidad de resoluciones y sentencias a pesar de la escasez de magistrados, funcionarios y empleados.
Los datos estadísticos permiten ver con claridad que se ha realizado mucho esfuerzo y que por ello los resultados han sido buenos: hay un sistema de justicia funcionando.
 
Un nuevo edificio
Desafíos por delante hay. En materia de arquitectura, por ejemplo, todavía no contamos con un sitio preparado con celdas, pasillos internos, oficinas y salas de audiencias. Hasta hoy los tribunales penales han dependido de la buena voluntad de la Municipalidad, que cedió el espacio de España y Urquiza donde se fueron armando despachos, salas de audiencias, baños, celdas; pero lo cierto es que hace falta un edificio con diseño moderno y funcional, donde los testigos puedan esperar en forma cómoda, donde no se crucen las víctimas con los imputados y que haya pasillos para que los detenidos no tengan que ser trasladados por la vereda.
De igual forma, muchas veces se resaltan los aspectos negativos de las instituciones, pero también es bueno destacar lo positivo.
 
(*) Vocal del Colegio de Magistrados.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario