Alquilan una casa para hacer fiestas electrónicas

Cobraban entrada y los vecinos los denunciaron. La dueña no sabía nada.

Música, alcohol, mucha agua mineral, autos y ruidos fue la postal de otra noche de excesos en la calle El Salvador del barrio Mercantiles. Vecinos, cansados de vivir esta situación, llamaron a la Policía. A las 9:30, cuando todavía se desarrollaba el festejo, irrumpieron las fuerzas de seguridad y se acabó lo que se daba.

Constataron que en el lugar se estaba realizando una fiesta electrónica clandestina, en la cual se vendían entradas. “No es la primera vez que hacen estas fiestas”, aseguraron los vecinos.

Te puede interesar...

Según se informó, la vivienda en la que se realizó este evento se alquiló a un grupo de jóvenes, todos mayores de edad, y la propietaria no sabía qué uso le estaban dando.

Los organizadores del evento aseguraron que no podían echar a nadie “porque les habían cobrado entrada” y recién se fueron a las 9:30, cuando comenzaron a filmarlos para escracharlos. Los vecinos aseguran que la mayoría estaban alcoholizados y que a pesar de eso se fueron manejando sus vehículos. “Algunos no tenían ni patente”, agregaron.

Hasta el lugar llegó el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Cipolletti, José Luis Bunter, quien dijo que el reclamo de los vecinos fue masivo y se puso de su lado. “Es un área residencial y la gente ahí está acostumbrada a estar tranquila. Esta fiesta se había realizado en el mismo lugar el 6 y el 16 de marzo, pero esta última que realizaron hoy a la madrugada superó todo. Había autos estacionados alrededor de toda una cuadra y lo peor de todo es que después se fueron manejando, alcoholizados; podrían haber causado una tragedia. Yo les aseguré, de corazón, que esperaba que no les pasara nada”, subrayó el titular de la CIC.

Al salir de la casa, los jóvenes que participaban de la fiesta electrónica se enfrentaron con los vecinos y hasta con Bunter, a quien insultaron en reiteradas oportunidades luego de que él les informara que dejarían constancia de lo ocurrido.

Embed

“Dejamos constancia de que había una Renault Kangoo de la que descargaban botellas de cerveza sin parar y, más tarde, sólo botellas de agua”. José Luis Bunter Presidente de la CIC

En el barrio todos piden sanciones

Los vecinos del barrio Mercantiles realizaron una denuncia en la Comisaría 24. Además, adelantaron que enviarán a las oficinas de Tránsito las patentes de los vehículos manejados por los chicos que habían tomado alcohol para que tomen alguna medida de oficio. También dejarán constancia del vehículo que no tenía patente delantera ni trasera. Según comentaron, la Policía se acercó tres veces al lugar para pedirles a los jóvenes que bajaran la música. Pero en cada ocasión, al retirarse los uniformados, la volvían a subir. “También dejamos constancia de que había una Renault Kangoo de la que descargaban botellas de cerveza sin parar y, más tarde, sólo botellas de agua”, dijo José Luis Bunter, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Cipolletti. Los jóvenes recién se fueron a las 9:30, cuando los empezaron a filmar para escracharlos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario