Desborda la salita del Anai Mapu

Los trabajadores de salud no dan abasto para atender tanta demanda.

Desbordado. Así se encuentra el centro de salud del barrio Anai Mapu. El edificio quedó chico y hace falta más personal para atender la demanda. Por eso convocan a toda la comunidad a realizar un abrazo simbólico este viernes, a las 10, en el establecimiento ubicado en San Antonio y Río Negro.

“La población que concurre a la institución ha aumentado notablemente. Se estima que más de 3 mil familias dependen de este CAPS, que fue construido para unas 600”, indicaron.

La zona de influencia va más allá del Mapu, e incluye a los asentamientos 4 de Agosto y la Esperanza, el Obrero A y B, La Alameda, 2 y 10 de febrero y el Antártida Argentina. Cuentan sólo con cinco consultorios, dos enfermeros, dos agentes sanitarios, tres médicos generales, una psicóloga, dos obstetras, una operadora de salud mental, un odontólogo, dos administrativas y una mucama.

“Para una cobertura óptima de salud este centro necesita más de todo. Con la cantidad de demanda que tiene, perfectamente podría ser un hospital de grado tres (de complejidad), con internación de día y dos o tres especialidades”, consideró la agente sanitaria Maisa Melgarejo. La mujer dijo que no dan abasto y muchos padres no pueden conseguir turno para los controles de sus hijos. Por eso, hay mamás que se instalan a las 22 y pasan la noche en el lugar para ser atendidas. Los controles, además, son necesarios para cobrar la asignación universal que, muchas veces, es el único ingreso que tienen.

Por la falta de espacio, la psicóloga a veces atiende en un depósito. “La gente se indigna, se la agarra con el personal, que es la cara visible, pero nosotros hace mucho tiempo que reclamamos una ampliación del edificio, que fue comprometida gobierno tras gobierno, y en época de campaña, pero hasta la fecha no se ha cumplido”, advirtió Melgarejo.

Sin embargo, el director del hospital local, Carlos Lasry, aseguró que hace un mes le comunicó en una reunión al personal que la ampliación del centro “se realizará sin falta este año”. Es el compromiso asumido por el gobernador Alberto Weretilneck, el ministro de Salud, Fabián Zgaib, y la dirección del hospital cipoleño. “Ya se están elaborando los requisitos para la licitación de la obra consensuada”, aseguró Lasry.

Destacó también el nombramiento de una persona para realizar tareas administrativas y de atención al público.

En cuanto a la demanda que se presenta para realizar los controles de niños, aseguró que se añadieron dos consultorios vespertinos.

Trabajadores de la salud consustanciados con este reclamo consideraron a través de las redes sociales que la situación que atraviesa la salita del Anai Mapu es grave porque vulnera el derecho a la salud de miles de vecinos; y por eso no quisieron dejar de hacer visible esta problemática, convocando a toda la comunidad a un abrazo simbólico.

“La población que concurre a la institución ha aumentado notablemente. Se estima que más de 3 mil familias dependen de este CAPS, que fue construido para unas 600”. Maisa Melgarejo. Trabajadora de la salita de Salud del barrio Anai Mapu

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario