El clima en Cipolletti

icon
Temp
86% Hum
LMCipolletti

Revocaron la prisión domiciliaria a Pereyra

La mujer condenada por facilitar la prostitución de una adolescente fue apresada por orden de la Cámara Criminal Segunda, que desestimó que el encierro agrave sus padecimientos de salud.

La resolución de los magistrados cipoleños eliminó una determinación de Juan Pablo Chirinos, juez de Ejecución Penal de Roca.
 
Mónica Pereyra, quien fue condenada a la pena de cinco años de prisión por el delito de facilitación de la prostitución de una menor de edad, y que desde diciembre de 2012 se encontraba gozando del beneficio de la prisión domiciliaria regresará a un edificio penal luego de que la Cámara Criminal Segunda revocara la decisión del juez Juan Pablo Chirinos, quien había ordenado que cumpliera la condena en una vivienda de Roca.
La medida se cumplió anteanoche y la mujer fue trasladada a la cárcel cipoleña ya que no pudo ser llevada al ex Maruchito roquense por una disposición de Chirinos que prohíbe el ingreso de internos a penales, como así también que sean trasladados a otros.
Pereyra había presentado un recurso de casación por intermedio de su defensor, Martín Damborearena, en el que argumentaba presentar diferentes afecciones y enfermedades que no le permitían cumplir la condena en un penal ya que su estado de salud podría agravarse, además de denunciar que no recibía el tratamiento adecuado.
Los jueces Guillermo Baquero Lazcano, César Gutiérrez Elcarás y Pablo Repetto entendieron que “recurre a una especie de misericordia que impida el cumplimiento de la pena impuesta, vuelve a alegar su inocencia, en fin, arenga contra la cosa juzgada y no acepta el encierro legalmente impuesto y confirmado por el Superior Tribunal de Justicia. Y agregaron que “la señora Pereyra manifestó el total desapego a cualquier límite que se le imponga y demostró que no aceptará ninguna decisión contraria a sus intereses”.
En su planteo, la mujer había explicado que algunas de las dolencias que presenta se le agravaron estando en la cárcel porque vivía en un nido de cucarachas y afirmó que nunca recibió tratamiento. En una entrevista que dio a este diario recalcó que “lo que nosotros pedimos –por ella y su defensor- está dentro de la Constitución y del Código Penal. Cuando un interno no puede ser asistido en su lugar de detención, se le debe conceder el arresto domiciliario”.
Pereyra afirmó sufrir problemas cardíacos, presión alta emotiva constante y severa, peligro de Accidente Cerebrovascular, una artritis reumatoidea deformante, artrosis y osteoporosis, además de una depresión psicológica, asma, una alergia que se le habría agravado mientras estuvo detenida en el ex Maruchito y la extensa lista se suma una EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), y asegura tener un tumor en una de sus mamas, que según afirmaron los jueces de la Cámara Segunda en la resolución “insiste que tiene un cáncer de mamas que ningún médico verificó”
Su detención se ordenó luego de que una adolescente, de 14 años, fuera encontrada sobre Ruta 22 y calle Julio Dante Salto ejerciendo la prostitución. La menor corrió hacia la casa de la imputada para esconderse y ésta aseguró ser su tía. Luego se comprobó que no tenían ningún vínculo sanguíneo y que Pereyra había sido quien le facilitó “las bondades de la prostitución”.

Dejá tu comentario