El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
24% Hum
LMCipolletti

Pablo Busin cerró su tercer Dakar

El representante cipoleño culminó en Lima otra experiencia en el rally más difícil del mundo. Quedó 68º en la general, pero atravesó dificultades como nunca antes en 2010 y 2011.

Despres se quedó por cuarta vez con la carrera de motos que unió a Sudamérica y que en el 2013 a Argentina, Chile y Perú. 
 
Pablo Busin culminó con éxito su tercer Dakar de manera consecutiva, arribando a Lima en el puesto número 73 de la última etapa y redondear el tiempo necesario para ubicarse 68º en la general de las motos que fue ganada por el francés Cyril Despres.
Fue, desde lo estadístico, la peor figuración para el cipoleño en su rico historial personal en la carrera más difícil del mundo, pero también el trayecto con más complicaciones.
La octava etapa, entre Copiapó y Antofagasta, fue un suplicio para este empresario regional que vio el final de su excursión muy cerca. Sólo la solidaridad del español    en competencia lo llevó hasta el Vivac al terminar el día.
Esa noche, en Antofagasta, hubo trabajo a destajo para el equipo JVO que lo asistió por segunda vez consecutiva y el cambio de motor, aunque significó para él una penalización de 15 minutos, fue el único “remedio” para la Yamaha que al día siguiente logró salir de nuevo al desierto.
Justo a mitad de recorrido, aún lejos de Perú y en plena geografía chilena, el cipoleño perdía un tiempo irrecuperable pensando en superar el 49º puesto del año pasado que sigue siendo su mejor actuación en esta cita mundial.
El Dakar se encargó de demostrar que más allá de las condiciones previas y la logística que cada inscripto sea capaz de armar, la carrera es impredecible.
Lo que restaba concluir ayer era solamente protocolar. Entre Pisco y Lima hubo 254 kilómetros de enlace y 29 de tramo cronometrado. Allí, en un terreno árido, con mucho polvo suelto, Busin finalizó 73º. Su tiempo total de carrera, con el cuarto de hora aplicado por penalización, fue de 20 horas 10 minutos y 2 segundos repartidos en 15 etapas.
Entre Mar del Plata y Lima, Perú, Cyril Despres terminó coronándose como el mejor entre las motos. Su KTM se impuso a la del español Marc Coma que venía perfilado para retener el “1” y se le esfumó en el penúltimo día por problemas en la caja de cambio.
 
Argentinísima
La bandera argentina logró flamear más que ninguna en la rampa de llegada con los cuatriciclos. El equipo Patronelli copó la Plaza de Armas en Lima para celebrar el 1-2 conquistado por los hermanos Alejandro y Marcos. Fue la segunda consagración consecutiva para el portador del número 250.
Además, Tomás Maffei fue el tercero en este grupo, también argentino, lo que redondeó un Dakar perfecto para los albicelestes.
 
Autos y camiones
Stephane Peterhansel ganó su tercer Dakar en autos. Este año lo hizo arriba de un Mini Cooper, el auto de moda en el rally que encendió la polémica con Robby Gordon, el titular de las Hammer que tuvieron mucho protagonismo extra deportivo en esta oportunidad.
Lucio Álvarez con una Toyota terminó 6º en la general y fue el mejor sudamericano  fuera de los cuatriciclos.
Entre las marcas, también desataron la pelea de la bebidas energizantes que acompañaron a unos y otros y fueron de las grandes vedettes en la batalla de logos y mercado.
En camiones, el holandés   Gerard De Rooy rompió la hegemonía de los Kamaz y dejó a Iveco en lo más alto de la consideración.
Lo escoltó su compatriota Hans Stacey con otro camión de la misma marca a casi una hora de distancia.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario