El clima en Cipolletti

icon
Temp
60% Hum
LMCipolletti

Cumplir el sueño de una casa digna

Ayer se inauguraron obras de mejoramiento en nueve viviendas ubicadas en el barrio Anai Mapu. La ejecución de las tareas estuvo a cargo de Un Techo para mi Hermano, mientras que la financiación la asumió la Presidencia de la Nación.

El proyecto contempla una segunda etapa en la que se realizarán trabajos en once hogares del Antártida Argentina.
 
Luego de 180 días de arduo trabajo, y tras haber generado una gran expectativa, quedaron inauguradas ayer las obras de mejoramiento de nueve viviendas ubicadas en el barrio Anai Mapu.
La ejecución de las tareas estuvo a cargo de la asociación civil Un Techo para Mi Hermano, mientras que la financiación fue de la Presidencia de la Nación, a través de un programa impulsado por el Ministerio de Planificación Federal de Inversión Pública y Servicios, la Secretaría de Obras Públicas y la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda.
La que finalizó ayer fue la primera etapa de un proyecto que contempla otras once construcciones en el barrio Antártida Argentina.
Según explicaron, el programa contó con la colaboración, en una etapa, de albañiles pagos, pero la mayor parte fue realizada por jóvenes voluntarios y los propios dueños de las casas.
Lo que se le brindó a los vecinos fue materiales de construcción y asesoramiento técnico. El resto fue voluntad de los vecinos.
Adriana Hipperdinger, presidenta de Un Techo para mi Hermano, explicó que la metodología utilizada fue “la del esfuerzo propio”.
Los trabajos se realizaron en un lapso de seis meses y la inversión total llegó a los 406 mil pesos. Según se informó, para el proyecto total, que contempla 20 hogares refaccionados, se desembolsarán unos $812.000.
En la inauguración estuvieron presentes los concejales Alejandro Goya Villagrán, Silvana Larralde, Alejandra González y Valeria Fernández.
Otro de los que se acercó para participar del acto fue el legislador Jorge Barragán, quien hizo uso de su palabra destacando “la metodología del esfuerzo compartido” como “la forma válida para conseguir una hogar digno”.
Hipperdinger, por su parte, indicó que el objetivo de esta iniciativa es “mejorar la calidad de vida de las familias que con mucho sacrificio pudieron hacer una casa pero que les faltaba el broche de oro para que la construcción tuviese las condiciones básicas para que sean salubres y habitables; hoy sí podemos decir que las viviendas son adecuadas”.
La titular de la asociación, a su vez, valoró que “el 80 por ciento de los grupos de trabajo están compuestos por mujeres”.
Como finalización del evento se le entregó a cada una de las 9 familias un obsequio, que consistió en una carpeta con los planos de las casas, fotos y la historia de las mejoras anexadas a la construcción original.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario