El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
26% Hum
LMCipolletti

Sacrificio a imitar

La gesta libertadora de José de San Martín se dio “porque mucha gente se sacrificó por el bien de todos”, expresó el docente “Polito” Belmonte.

El homenaje al Padre de la Patria contó con la participación de muchas instituciones, pero fue poco el público que presenció el acto.

Autoridades municipales, representaciones de colegios y de distintas entidades intermedidas de la ciudad participaron ayer del acto en conmemoración del fallecimiento del General José de San Martín. El acto, muy sencillo, contó con la participación del profesor de historia Santiago «Polito» Belmonte y de una escasa concurrencia de vecinos, quienes no parecen atraídos en participar de la mayoría de las celebraciones patrias. De hecho, junto a los vecinos que se congregaron para «honrar a un prócer» - como expresó más de uno-, pasaron muchos otros que no se detuvieron ni por curiosidad, ni para escuchar o cantar el himno nacional.
Belmonte fue el único orador de la jornada y destacó «el gran esfuerzo» realizado por San Martín «y los demás próceres, como (Manuel) Belgrano», al tiempo que aseguró que «todas las grandes cosas que hicieron no las concretaron solos. Estuvieron acompañados por el pueblo» e instó a trasladar en el tiempo el pensamiento de la época para mejorar el país. «Hace 200 años había más dificultades que ahora, pero eso no impidió que San Martín y el pueblo nos den algo tan importante como la libertad», expresó Belmonte. Para el docente «hoy también tenemos dirigentes capaces, debemos encolumnarnos tras ellos y trabajar todos juntos, sin egoísmos, por el bien común».
Ante un público que comprendía una amplia franja etárea (niños abanderados de escuelas primarias y dirigentes de centros de jubilados de la ciudad, por ejemplo) Belmonte sostuvo que «esto es lo más importante, lo que debemos conmemorar en días como éste, como hubo gente que se sacrificó por el bienestar de todos, para que todos tengamos algo tan importante como la libertad».
En el acto, se realizó una ofrenda floral al busto de San Martín ubicado en la plaza que lleva su nombre. Tras algunos detalles sobre la vida del Padre de la Patria, el dúo folklórico de Emilio y Guillermo Sandoval cerró la jornada.

Guardián de los monumentos

Con una perseverancia admirable, Agustín Hernández se encarga de mantener vistosos y cuidados los bustos de los próceres argentinos en la plaza San Martín. La tarea no es menor, teniendo en cuenta que el aerosol de los «graffitis» los tiene como uno de sus blancos principales. «Lo voy a hacer hasta el día que me muera, porque a mí me indigna ver lo que hacen», contó ayer el hombre, de 78 años, tras ser uno de los encargados de depositar la ofrenda floral en el busto de San Martín (ver aparte).
Justamente el busto del Liberator de América presenta escrituras con pintura en aerosol, por eso «mañana (por hoy), voy con la pintura y lo tapo», adelantó el hombre «porque a mi no me cuesta nada hacerlo».
La llamativa cruzada contra una situación tan común como cuestionable es aún más curiosa porque Hernández no es hijo de la patria de San Martín, Manuel Belgrano y demás próceres. «Es un agradecimiento por todo lo que me dio Argentina, porque yo soy español, pero me siento ya un 50 por ciento argentino», aclaró.
Llegado a estas tierras en plena Guerra Civil de su país natal, Hernández se afincó en Argentina hasta la actualidad (lleva 60 años) y formó su familia. Por eso también siente propia la historia y las gestas de los próceres. «Tengo más de argentino que de español», bromeó Hernández.
El guardián de los monumentos patrios estimó que «no sólo hay que estudiar lo que hicieron los próceres, hay que sentirlo».

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario