El clima en Cipolletti

icon
Temp
58% Hum
LMCipolletti

Punta Verde, una playa que invita a ser descubierta

Está en San Antonio Oeste. Son cada vez más los turistas que eligen este balneario.

San Antonio Oeste también tiene playas para ofrecer a los visitantes. La Mañana de Cipolletti ya mostró las bondades de la ría, con sus dos paisajes totalmente diferentes a causa del comportamiento de la marea.
Más al este, al final de la avenida costanera, se encuentra Punta Verde, un sector de la costa que también desde siempre ha sido elegido por sus habitantes para compartir momentos de esparcimiento en el mar.
Ya convertido en balneario municipal, está ubicado en el acceso a la Bahía San Antonio, y cada vez más turistas se acercan a disfrutarlo. Desde allí se puede apreciar la inmensidad de la planta de ALPAT -Alcalis de la Patagonia- que fabrica carbonato de sodio. Enfrente, se alcanza a divisar la silueta de la grúa del Puerto San Antonio Este.
Antiguamente, para llegar a Punta Verde había que conocer el estado de la marea, ya que cuando subía se transformaba en una isla y había que esperar hasta la baja para poder salir. Pero hace unos pocos años el Municipio construyó un terraplén en el paso, por lo que ya no existe ese impedimento.
Junto con ello también se fueron añadiendo nuevos servicios para los veraneantes. Se construyó un amplio parador de madera a través de una concesión, se impulsó un gran plan de forestación con un sistema de riego y se instalaron nuevas sombrillas de junco junto a las que ya había.
Además se destinó un equipo de guardavidas para la seguridad de los bañistas y para quienes practican deportes acuáticos. Si bien el movimiento del mar también aquí se produce de manera notoria, en los momentos de pleamar el agua calma se presta para nadar, remar, esquiar o deslizarse sobre una tabla de kitesurf.
En tanto que en bajamar queda un riacho que corre entre rocas, donde los expertos capturan cornalitos y atrapan pulpos de entre los recovecos. Tampoco es extraño encontrar “caballitos de mar” en su hábitat natural.

Dramático rescate
Pese a que este punto de la costa se caracteriza por la quietud del mar, en ocasiones se torna riesgoso, sobre todo cuando se desarrollan actitudes desafiantes.
El sábado por la tarde, los cuatro guardavidas destinados al lugar le salvaron la vida a dos personas de 20 y 22 años que se habían embarcado en una canoa canadiense junto a un bebé de poco más de un año, hijo de uno de ellos.
El incidente ocurrió cuando se registraba la pleamar, y una corriente importante circulaba en dirección al continente.
Los jóvenes, domiciliados en esta localidad, se internaron demasiado, y al llegar al canal donde más fuerte es la correntada, la canoa dio una vuelta campana y los tres cayeron al agua. Los tres llevaban chalecos salvavidas, aunque los muchachos lo perdieron al parecer porque no los tenían abrochados.
Los gritos de la gente que disfrutaba la calurosa tarde alertó a los guardavidas, quienes inmediatamente nadaron para rescatarlos. La criatura fue la primera que lograron retirar y luego los dos mayores. Ambos estaban afectados por una crisis nerviosa. El nene fue trasladado al hospital por prevención, y tras los exámenes de rigor se determinó que resultó ileso.
Varios testigos del suceso destacaron la actuación de los guardavidas, que aquí no cuentan con más equipamiento que un par de aletas (patas de rana) y un salvavidas tubular.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario