El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
41% Hum
LMCipolletti

Yectafer: la provincia debe pagar $2.500.000

Es por una presentación que hizo una mujer damnificada en Cinco Saltos, junto a su hijo.

La sentencia fue dictada por el Juzgado Civil 1 de Cipolletti, pero no está firme y podrá ser apelada por la Fiscalía de Estado rionegrino.

Desde hace seis años, una vecina de la región, junto a su hijo, aguarda una respuesta del Estado rionegrino a la situación que sufrieron en el hospital de Cinco Saltos luego de recibir una dosis del medicamento Yectafer adulterado. En la actualidad, los representantes legales de la mujer trabajan para que se cumpla una sentencia dictada por el Juzgado Civil Nº 1 de esta ciudad y que estipuló el pago de una suma superior a 1.400.000 pesos.
Angela Peralta fue otra de las víctimas del escándalo del Yectafer, que alcanzó a varias provincias y que tuvo el saldo fatal de tres mujeres muertas en el país. Uno de los fallecimientos se produjo en el Hospital Artémides Zatti de Viedma.
 
Graves consecuencias
En el caso de Peralta, las consecuencias en su salud por la inyección del medicamento adulterado fueron múltiples, como también en su hijo.
Ante el grave cuadro que presentaban la mujer y el pequeño, se inició un peregrinar por los despachos oficiales para conseguir ayuda y hacer frente a una serie de costosos tratamientos médicos en Buenos Aires.
Fuentes allegadas a la investigación penal abierta a mediados de la década del ’90 aseguraron que se hizo un reclamo ante el gobernador Miguel Saiz y la ex ministra de Salud, Adriana Gutiérrez, quienes garantizaron una solución inmediata.
Pero el tiempo transcurrió y Peralta apenas fue beneficiada con un aporte mensual de 600 pesos, el alquiler de un local comercial y durante dos años, el pago de los traslados al Hospital Italiano de Buenos Aires.
Cansada de las dificultades, la víctima del Yectafer adulterado inició acciones legales y fue protagonista de varios encuentros conciliatorios con representantes del Estado provincial, especificaron las fuentes. No hubo avances en las negociaciones y se llegó a la instancia judicial.
En este marco, días atrás, el juez Alejandro Cabral y Vedia emitió un fallo que condena al Estado rionegrino a pagar la suma de un millón de pesos más intereses al hijo de Peralta  y de 400.000 pesos, a la mujer. A la fecha, la suma total sería de 2.500.000 pesos.

Varias víctimas por el remedio trucho en los hospitales

En el país se registraron tres muertes, mientras que en la provincia resultaron afectadas mujeres de distintas ciudades.

Los abogados particulares que llevan adelante la causa de Angela Peralta, Horacio Kreitman y Raúl Quiroga, luego de conocer el fallo de la justicia local, intentaron ponerse en contacto con el Ministerio de Salud provincial que preside Cristina Uria, pero no obtuvieron ningún resultado.
Fuentes cercanas a la causa precisaron que seguramente la Fiscalía de Estado rionegrino apelará lo resuelto por el juez  Cabral y Vedia y que ese trámite, provocará una nueva demora en las respuestas que esperan Peralta y su pequeño hijo Maximiliano.
 
Un fallecimiento
La mujer damnificada con la inyección de Yectafer cursaba el sexto mes del embarazo y sufrió secuelas casi inmediatas, con el nacimiento prematuro de su hijo. Ambos, después, tuvieron que ser tratados por cuadros graves derivados del medicamento trucho. 
El caso más delicado en la provincia y que fue el fallecimiento de Verónica Díaz tras recibir no menos de cinco dosis de Yectafer Sorbitex, generó la apertura de una causa penal y el Estado provincial se vio obligado a pagar una indemnización de medio millón de pesos.
 
Varias damnificadas
En Río Negro, las mujeres damnificadas por las inyecciones con Yectafer trucho fueron varias y se registraron casos en Bariloche, Cinco Saltos y Viedma.
La situación no se circunscribió a esta provincia y por ese motivo, se ordenó una profusa investigación en el orden nacional.
De todos modos, el disparador del escándalo fue la muerte de Díaz en Viedma, el 23 de diciembre de 2004. Había sido tratada por anemia ferropénica y recibió varias dosis de Yectafer. En forma simultánea, se conoció que otras nueve mujeres atendidas en la capital rionegrina sufrieron trastornos en su salud.
A la hora de la investigación, se comprobó que las cajas y ampollas truchas eran muy diferentes a simple vista de los productos originales. Asimismo, un estudio del Instituto Nacional de Medicamentos reveló que el remedio tenía más de un 300 por ciento del hierro debido. Durante una prueba de laboratorio, se aplicaron inyecciones a ratones y murieron en el acto.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Dejá tu comentario