El clima en Cipolletti

icon
Temp
85% Hum
LMCipolletti

Woudwijh se lució en los Juegos para trasplantados

En Sudáfrica, la nadadora cipoleña consiguió cuatro medallas, tres de plata y una de bronce.

"Los resultados son importantes porque nos permiten inspirar a más personas a participar", destacó Patricia, referente local del Cucai.

La cipoleña Patricia Woudwijh obtuvo cuatro medallas en los XIX Juegos Mundiales para Personas Trasplantadas, que se realizaron en Sudáfrica. Junto a Teresa Panicere, de Cervantes, fueron las representantes provinciales en la delegación nacional integrada por 57 deportistas.
“Los resultados son importantes porque nos permiten inspirar a más personas a participar. En esta oportunidad fuimos muchísimos argentinos y eso fue muy emocionante”, dijo tras regresar de la competencia que se concretó en Durban.
Woudwijh, de 47 años, compitió en distintas pruebas de natación en la categoría de 40 a 49 años y logró subir cuatro veces al podio (tres preseas plateadas y una de bronce), a pesar de que no pudo entrenar como lo hizo para los Juegos anteriores en Australia y Suecia, según indicó.
“Siempre decimos que el objetivo principal va más allá de lo competitivo, porque pretendemos difundir la donación de órganos e incentivar a que cada vez más personas se sumen al deporte”, expresó.
Sin embargo, reconoció “que una vez que estás allá, querés ganar y tenemos claro que al hacerlo, al volver con medallas, podemos servir de inspiración para que otras personas trasplantadas se acerquen al deporte que es algo que nos mejora la calidad de vida”.
En ese sentido, afirmó: “Este año hubo muchos jóvenes de entre 20 y 30 años que son los que tendrán que tomar nuestra posta y seguir impulsando que haya mayor cantidad de donantes”.
A pocos días de retornar a Cipolletti, Woudwijh ya está organizando una actividad para generar conciencia.
“Con las autoridades de la Facultad de Medicina estamos definiendo los detalles de una charla para los estudiantes sobre donación de médula ósea”, anunció.
Según explicó: “A quien dona no le pasa nada, en dos meses está recuperado y a quien necesita el trasplante le cambia la vida, porque se cura. Es tan difícil lograr compatibilidad que hay un banco mundial de datos, así que espero que se sumen muchos de los alumnos”.

Dejá tu comentario