El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
49% Hum
LMCipolletti

Violenta trifulca en el Barrio Obrero entre vecinos dejó ocho heridos

La asamblea del asentamiento resolvió expulsar del lugar a dos familias.

El acontecimiento se produjo la noche del lunes para el martes. Una persona tuvo que ser trasladada a terapia intensiva.

A raíz de una trifulca descomunal que se vivió en la toma Barrio Obrero A, una persona terminó internada en terapia intensiva en el hospital local, mientras que otras siete resultaron con diversas lesiones de diversa consideración. Entre ellas, se cuenta un vecino al que le arrancaron media oreja de una cuchillada.
Una explosiva mezcla de violencia, alcohol, deseo de venganza y nacionalismos exacerbados se conjugaron la noche del lunes y primeras horas del martes para producir una batahola de tal magnitud que causó asombro y preocupación a los habitantes del asentamiento.
 
Riesgo para muchos
A tal punto llegó la inquietud de los pobladores que, reunidos en asamblea la tarde del martes, decidieron la expulsión del lugar de las dos familias a las que se considera iniciaron la gresca en la que estuvieron en riesgo la vida de hombres y mujeres adultos y también las de niños que participaban en un cumpleaños en las inmediaciones.
Según relató Lilia Calderón, referente del barrio, los hechos se desencadenaron alrededor de las 12 de la noche del lunes. Manifestó que a esa hora se hizo presente en el sector de la manzana Nº13 un vecino de nacionalidad boliviana acompañado por otros siete integrantes de su comunidad y al menos dos peruanos. Llegaron completamente alcoholizados y portando armas de fuego, cuchillos, cadenas y otros elementos contundentes.
El boliviano, que se apellidaría Vilca, reside hace algún tiempo, con su mujer y dos hijos, en la manzana Nº5 del lugar. Años atrás, fue echado por otra asamblea de pobladores por, presuntamente haber golpeado hasta desfigurarle el rostro a su mujer. Ésta siguió habitando en la toma pero más tarde se fue a vivir otra vez con su pareja pero en un asentamiento de Allen.
La historia no quedó allí porque la esposa volvió, con el tiempo, al Barrio Obrero y después regresó también su compañero, con el que convive hasta el presente. Y con el que tendrá que irse de acatar la disposición de sus convecinos para que la familia abandone el sector.
El hecho es que Vilca habría decidido vengarse de sus ex vecinos de la manzana 13 que, en su momento, promovieron su expulsión por los malos tratos que habría protagonizado contra su mujer.
Para sus propósitos, buscó la ayuda de algunos connacionales y de peruanos. Apenas llegar, se desencadenó la violencia contra sus anteriores vecinos. Según Calderón, al principio el grupo de recién llegados llevó las de ganar, organizados como estaban y dispuestos a todo.
Sin embargo, a medida que los enfrentamientos crecían al pequeño grupo inicial de agredidos que resistían la embestida como podían se fueron sumando muchos otros habitantes de la manzana y alrededores. Fue así que se juntó una cantidad grande pobladores, alterados y dispuestos a hacer pagar caro el ataque.
La pelea se hizo campal y los diez amigos del boliviano fueron incapaces, pese a su furia, de resistir la reacción de los otros, que serían unos 70. La disparidad numérica derivó casi en una masacre. Calderón contó que el líder del núcleo agresor habría increpado al otro bando diciendo que "eran unos argentinos vagos, que no trabajaban. Lo que dijo calentó más los ánimos. Les pegaron a más no poder”.
 
Turba fuera de control
Vilca terminó a merced de la turbamulta, que no aflojaba a quienes decían que pararan la mano. Lo golpearon por todos lados. Herido de gravedad, fue llevado al hospital, donde ayer seguía en terapia intensiva.
Por la lluvia de piedras, palazos, puñetazos, patadas y demás muestras de violencia otras siete personas fueron también conducidas al nosocomio, donde con las horas se recuperaron y recibieron el alta. A uno, casi le partieron la cabeza. A otro, le cortaron media oreja.
En el episodio interviene la Subcomisaría 79, que podría disponer de algunas detenciones. La otra familia expulsada es la de un hermano del altiplánico protagonista central de lo ocurrido. Vive en la manzana 13, la de los acontecimientos.
Calderón negó en forma tajante que en el Barrio Obrero hubiera discriminación hacia los bolivianos, ya que son varias las familias de ese origen que residen también en el lugar sin ningún inconveniente, junto ciudadanos peruanos y paraguayos, además de la mayoría de argentinos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario