El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
37% Hum
LMCipolletti

Varias escuelas cipoleñas en problemas

En la 33 se suspendieron las clases por deficiencias en el sistema eléctrico, mientras que en la 50 sólo tienen media jornada por falta de almuerzo. En la 262 las actividades se desarrollan a pesar de tener varios baños tapados.

Los inconvenientes en la 131 y en la 221 se solucionaron, sin embargo salieron a la luz otros nuevos en diversas instituciones.
 
El ciclo lectivo 2013 ya se encuentra en su tercera semana y los problemas en las escuelas cipoleñas continúan saliendo a la luz. Cuando comenzaron las actividades, en la 131 del barrio Filipuzzi se cayó un ventilador de techo que hirió a una niña de segundo grado. Mientras que en la 221 se desprendió parte del cielorraso de un aula y también de la entrada al hall central. En ambas ocasiones las clases debieron suspenderse. Pero esta semana, luego de una serie de trabajos de refacción y mantenimiento, se volvió a la normalidad. Sin embargo, los inconvenientes ahora aparecieron en otros establecimientos.
En la Escuela 33, del barrio San Pablo, no dictaron clases durante la jornada de ayer. El motivo es que se percibieron serias fallas en el sistema eléctrico, por lo que desde la delegación local de Educación se resolvió la medida preventiva hasta que se certifique que las condiciones son óptimas. Así lo explicó María Eugenia Bronzini, quien se desempeña como vicedirectora en el turno tarde.
A su vez, en la 262 del Arévalo existen graves complicaciones en tres baños de varones y también en el que deben usar los docentes de la institución. Todos ellos se encuentran tapados. Desde el Consejo Escolar Local se acercaron y detectaron las fallas, mientras que aseguraron que a la brevedad ya estarán solucionadas. Esto, sin embargo, no ameritó la suspensión de las actividades escolares, que se desarrollaron con normalidad a pesar de no contar con las condiciones deseables.
 
Sin comedor
La Escuela Rural 50 es otra de las que padece problemas. Se trata de un establecimiento rural de jornada completa, donde los chicos acuden de 8 a 16, recibiendo al mediodía un almuerzo. Esto último, sin embargo, sólo ocurrió este año en dos ocasiones. Al principio porque no habían llegado aún los alimentos, mientras que ahora la cocinera que allí trabaja se niega a continuar en esa labor si no se contrata a un ayudante.
En la cocina trabajan dos personas. Pero en caso de que una de ellas no pueda asistir, el almuerzo se suspende. Según explicaron, es una necesidad urgente contar con un colaborador más, pero las autoridades locales de Educación les habrían manifestado que teniendo en cuenta la cantidad de alumnos que acuden a la escuela, no es pertinente ninguna incorporación.
La supresión del almuerzo generó que la jornada completa no se concrete. “Los chicos no pueden quedarse todo el día sin comer, por lo que ahora están cursando sólo de 8 a 12, con horarios reducidos”, explicaron. Esto es la mitad de la carga horaria que deberían tener.
En ese marco, hoy a las 13.30 se realizará una importante reunión en las instalaciones de centro educativo, donde acudirán directivos, docentes, padres y representantes del gremio UPCN –al que pertenecen los porteros y la cocinera-. También se espera que se haga presente Oscar Cifuentes, referente cipoleño del Consejo Escolar.
A su vez, desde el establecimiento aseguraron que también padecen serias fallas en distintos aspectos. Cerraduras rotas, desbordes cloacales, filtraciones y pérdidas de agua, son algunas de las cuestiones que serán planteadas en el encuentro de hoy.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario