El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
34% Hum
LMCipolletti

Una sentencia ajustada a derecho

El fallo de la Cámara Primera de Roca que condenó a Susana Freydoz por el crimen de Carlos Soria exhibió una justicia independiente.

Por: Gustavo arroyo

El martes pasado, en la Ciudad Judicial de General Roca, se cerró un capítulo del acontecer rionegrino que provocó innumerables opiniones durante el presente año. El proceso abierto tras el crimen de Carlos Soria significó un enorme desafío para la Justicia provincial y, principalmente, para el conjunto de los funcionarios que intervinieron en la investigación y posterior enjuiciamiento de Susana Freydoz. En el medio, hubo manifestaciones de la comunidad y el poder político pero que no entorpecieron el trabajo específico de los responsables de esclarecer lo sucedido el 1 de enero de 2012 en la chacra ubicada en la zona de Paso Córdova.
La sentencia dictada por la Cámara Primera en lo Criminal, integrada por los jueces Carlos Gauna Kroeger, María García Balduini y Fernando Sánchez Freytes, fue un paso adelante en lo que a independencia judicial se refiere y quedó reflejado en los votos discordantes, con pedidos más leves de prisión y un reclamo de perpetua por parte de la única mujer que integraba el Tribunal.
Tanto la responsabilidad de la fiscal Laura Pérez como la de los camaristas roquenses no fue menor, y en las últimas semanas las miradas de una gran mayoría se posaron sobre sus personas para conocer qué actitud adoptarían ante un hecho concreto que derivó en la muerte del ex gobernador de Río Negro. En este marco, se dieron expresiones como las del ministro de Gobierno provincial, Luis Di Giácomo, quien cuestionó el papel de la fiscalía de Cámara pero que en forma rápida tuvo que admitir un error en sus apreciaciones. Sus declaraciones merecieron el repudio de varios sectores, que observaron una intromisión de un representante del Ejecutivo rionegrino en la tarea desplegada en el auditorio de la Ciudad Judicial.
Finalmente, después de poco más de un mes de debate oral, con el aporte de familiares, allegados y peritos que se presentaron como testigos, la Cámara pudo emitir su fallo y, ajustándose a lo que marca la ley, condenó a Freydoz a la pena de 18 años de prisión. Acá también se mezclaron las impresiones y, mientras algunos se quejaron del castigo por considerarlo leve, otros evaluaron que fue consecuencia directa de las pruebas presentadas y los testimonios recabados en las audiencias.
Con una labor comprometida, a través de sus funcionarios de la Segunda Circunscripción, el Poder Judicial de Río Negro demostró que puede dar respuestas valederas y que lo esencial es impartir justicia.
Así lo entendió una de las personas más afectadas por el homicidio, el intendente de Roca, Martín Soria, quien se mostró prudente, respetó lo dictado por los camaristas y se limitó a pedir que el conjunto de los funcionarios judiciales trabajen con ahínco en la investigación de los delitos vinculados a la corrupción.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario