El clima en Cipolletti

icon
Temp
60% Hum
LMCipolletti

Un paseo a través de la ciencia marina de Las Grutas

En un criadero los turistas pueden observar bateas repletas de agua salada donde se crían mejillones, vieiras, ostras planas y la ostra japonesa, de carácter exótico.

La fascinante y misteriosa vida oculta bajo la superficie del golfo San Matías poco a poco va revelando sus secretos en el Criadero Patagónico de Especies Marinas –CRIAR- ubicado poco antes de llegar al balneario Las Grutas.
El complejo, que depende del Ministerio de Producción de Río Negro, cuenta con un equipo de científicos y técnicos que trabajan en diversos proyectos y experimentos.
Uno de los principales objetivos es la gestación de semillas de moluscos bivalvos para luego sembrarlos en el mar, con el fin de repoblar bancos naturales desbastados por el hombre, como el caso del mejillón. Hay una experiencia en marcha en este sentido.
Pero además están abocados al estudio del Hipocampus patagonicus, más conocido como “caballito de mar”, una especie autóctona de la zona que está en peligro de extinción.
Como complemento, también producen e indagan sobre la alimentación que consume cada género.
El establecimiento mantiene abierta sus puertas para que el público tenga la oportunidad de apreciar las distintas facetas de las investigaciones.
En recorridos guiados por los propios profesionales, el visitante podrá observar bateas repletas de agua salada donde se reproducen y se crían mejillones, vieiras, ostras planas y la ostra japonesa, de carácter exótico.
 
El “carismático”
Uno de los mayores atractivos que encuentra el visitante son los “caballitos de mar”, seres tan vistosos como particulares, cuya continuidad está en peligro de extinción, dada la captura indiscriminada a la que se los ha sometido.
Cecilia Castaños, una de las biólogas marinas, explica que se trata de un animal “carismático” que ha tentado desde siempre al hombre.
La científica precisó que durante años sus ejemplares fueron pescados con la intención de secarlos y destinarlos a ornamento.
Sin embargo, también se los ha extraído para mantenerlos en peceras como mascotas, aunque mueren debido a lo delicado que es en su alimentación. La especie consume exclusivamente seres vivos, como pequeños crustáceos y otros diminutos organismos que se encuentran en algas o piedras.
Precisamente, la elaboración de alimentos es uno de los objetivos planteados en el proyecto que tienen en ejecución, y en el que están abocados en la actualidad. Otras etapas importantes han sido superadas, como la reproducción. De hecho, los cerca de 20 individuos que participan en la experimentación integran  la familia que formó una pareja capturada hace algunos años.

Mejillones en el sótano
Otro de los emprendimientos de relevancia que se encuentran en desarrollo es la recuperación de un banco de mejillones ubicado en El Sótano, un paraje situado a unos 15 kilómetros al sur de Las Grutas.
Años atrás, de ese lugar se sacaban grandes cantidades del molusco, muy preciado en gastronomía. Pero la extracción indiscriminada provocó que poco a poco fuera mermando, hasta hacer desaparecer el banco.
En 2010 comenzaron repoblar la especie a través de la siembra de semillas, con una técnica que utiliza líneas –sogas- donde se adhieren las semillas, que alcanzan la etapa de la adultez son cosechadas para introducir al mercado.
Pero a la vez muchos de esos ejemplares se desprenden y caen al lecho marino, generando una población natural, que con el tiempo se transforma en alternativa productiva.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario