El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
27% Hum
LMCipolletti

Un niño de 9 años murió tras un tiro en el pecho

El disparo habría sido provocado en forma accidental por otro menor en una casa.

El hecho tuvo lugar en el barrio Godoy de esta ciudad y generó una gran conmoción. La Policía secuestró un rifle calibre 22.
 
En un incidente que está bajo investigación, un niño de nueve años murió baleado cuando jugaba junto a un grupo de menores en una casa particular del barrio Godoy de esta ciudad. El trágico hecho ocurrió ayer por la tarde y, según fuentes policiales, el arma de fuego que provocó el deceso del menor es un rifle calibre 22.
La víctima tenía nueve años y su nombre era Lucas. En apariencia, se encontraba de visita en la casa de su amigo de 11 años, ubicada sobre calle Arenales al 200, y en circunstancias que se desconocen sufrió un disparo letal en el pecho. Enseguida, pidieron auxilio y la Policía provincial concurrió al lugar alrededor de las 13.30.
En el lugar, se comprobó que el menor herido murió en forma instantánea.
 
Pesquisas
Los investigadores llevaron adelante distintas pesquisas en el sitio de la tragedia y procedieron a secuestrar tres armas de fuego.
En cuanto a la víctima, se pudo establecer que vivía en el mismo barrio y que de manera habitual sabía compartir juegos con el menor que habría manipulado el arma en forma accidental y produjo un disparo.
 
Asistencia rápida
El nuevo subjefe de la Comisaría 32, subcomisario Sandro Fimenoff, quedó a cargo de la investigación primigenia y aclaró que la intervención policial fue bastante rápida debido a que en las cercanías se encontraba una consigna de custodia, encargada de vigilar una Caja Recaudadora. Por otro lado, puntualizó que no había personas mayores al momento del disparo y que el hecho es considerado como “muerte dudosa”.
Las actuaciones judiciales son responsabilidad del Juzgado de Instrucción Nº 6, a cargo de Gustavo Herrera.
La muerte del niño en el barrio Godoy generó una gran conmoción y numerosos vecinos, enterados de lo sucedido, concurrieron hasta la casa situada en Arenales. De todos modos, la Policía rodeó el sitio con una cinta y sólo se permitió el ingreso de familiares directos de los menores involucrados, además de las autoridades judiciales y de las fuerzas de seguridad.
Peritos de Criminalística llevaron adelante distintas tareas y tras una requisa, se procedió a secuestrar el rifle calibre 22 y otras dos armas que fueron encontradas en el interior de la propiedad.
 
Permisos de tenencia
Por tratarse de menores, se evitaron brindar datos filiatorios y se dejó trascender que el niño fallecido se llamaba Lucas, que tenía nueve años y que se domiciliaba a apenas una cuadra de donde ocurrió el fatal desenlace.
En cuanto a los propietarios de la vivienda, serán citados por la Justicia cipoleña para comprobar la situación de las armas de fuego y si se encuentran acompañadas de los permisos de tenencia correspondientes.
Desde la Comisaría 32 se aclaró que no se podía descartar ninguna hipótesis y que debería aguardarse el resultado del trabajo judicial. De todos modos, el subjefe pidió tener prudencia en relación al incidente debido a que sus protagonistas eran menores de edad.
También, el subcomisario Fimenoff reiteró que el fallecimiento del niño "fue instantáneo" y que no pudo hacer nada para reanimarlo.
Ayer por la tarde, el juez encargado de la investigación dispuso que el cuerpo sea trasladado a General Roca para practicarle una autopsia, indicaron las fuentes.
Para hoy está prevista la citación de los propietarios de la casa y de esta manera, conocer más detalles sobre la presencia de las armas en un lugar que era utilizado por menores.
Junto con los agentes de la Unidad 32, concurrieron efectivos de otras seccionales de la ciudad para prestar su colaboración.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario