El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
28% Hum
LMCipolletti

Un lugar para ejercer la memoria

La Secretaría de Derechos Humanos colocó en la Comisaría Cuarta un letrero que detalla las torturas perpetradas en el lugar durante la dictadura. "No podemos olvidar el suplicio sufrido por vecinos", dijo Noemí Labrune.

"Esto no es contra la fuerza, sino para que nunca más vuelva a ser usada para el trabajo sucio de los poderosos", dijo el titular de DDHH, Néstor Busso.
 
Con el objetivo de que los jóvenes y futuras generaciones puedan conocer los aberrantes hechos perpetrados durante la última dictadura militar, ayer se realizó un acto de señalización frente a la sede de la Comisaría Cuarta de esta ciudad. "Esta dependencia de la Policía de Río Negro fue utilizada como centro de detención ilegal del plan sistemático de terror y exterminio", afirma el letrero amurado en el frente de la céntrica delegación de la fuerza, donde entre 1976 y 1983 funcionó la ex Unidad 24.
Sobrevivientes de las detenciones ilegales, quienes fueron sometidos a vejámenes y torturas físicas, participaron del acto organizado por la delegación Alto Valle de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia.
Juan Pailos, víctima del accionar represivo, expresó: "Yo estuve detenido junto a mis seis hermanos. A ellos los picaneaban y a mí me metían la cabeza en un balde con agua hasta que me empezaba a ahogar, submarino le decían. Casi todas las madrugadas nos llevaban en una camioneta hasta El 30, abrían la puerta y nos decían "son libres", pero yo estaba seguro que si salíamos corriendo nos mataban. Lo peor, igual, es el daño psicológico. Las lesiones físicas se curan, eso no".
Aseguró que la razón de la detención fue "nuestra militancia en la Juventud Peronista" y lamentó no haber sido invitado formalmente a la actividad, al igual que otros ex detenidos que declararon como testigos en el juicio por La Escuelita. En ese debate fue condenado Alberto Camarelli, quien tuvo a su cargo la sede policial durante el gobierno de facto.
 
La importancia de recordar
Se trató del 61º centro de detención del país señalizado por la Red Nacional de la Memoria y el primero en Río Negro. "Es bueno tener un lugar físico para ejercer el recuerdo histórico", dijo Marcelo Mango, ministro de Educación y Derechos Humanos de la provincia.
De la actividad participaron organizaciones sociales, gremiales y de Derechos Humanos, cuyos representantes valoraron la demarcación del edificio policial como uno de los lugares en los que el terror de la dictadura se perpetraba mediante torturas a jóvenes estudiantes, militantes políticos o dirigentes sindicales, todos detenidos ilegalmente.
"No podemos olvidar el suplicio sufrido por vecinos de la ciudad, que querían cambiar nuestra realidad", consideró Noemí Labrune, en representación de la Asamblea por los Derechos Humanos de Neuquén.
Néstor Busso, secretario de Derechos Humanos de la provincia, expresó la necesidad de construir la democracia "sobre los pilares de la verdad, memoria y justicia", y consideró que no se trató de un escrache a la Policía. "Esto no es contra la fuerza, sino para que nunca más vuelva a ser usada para el trabajo sucio de los poderosos, sean militares o grupos económicos", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario