El clima en Cipolletti

icon
Temp
44% Hum
LMCipolletti

Turistas de todo el país pasaron por la ciudad

Muchas fueron las consultas realizadas en el CIT, principalmente sobre hospedaje.

Sin embargo, las oficinas de Información Turística permanecieron cerradas durante la jornada de ayer.
 
Las vacaciones d
e invierno trajeron consigo una gran afluencia de viajantes a Cipolletti, muchos de los cuales optaron por pasar uno y hasta dos días en la ciudad.
El turismo “de paso” colmó la ocupación hotelera y muchas personas pasaron por el Centro Municipal de Informes Turísticos, ubicado sobre la Ruta 22, para solicitar información de diversa índole.
Conseguir un lugar para pasar la noche fue el principal motivo de consultas. Esta situación comenzó a percibirse la semana pasada, pero se extendió durante todo el fin de semana, contemplando tanto a los viajantes de ida como a los que regresaban de sus vacaciones.
Sin embargo, la gran cantidad de personas que se acercaron al CIT ayer se vieron impedidos de acceder a la información deseada, ya que las puertas se encontraron cerradas durante toda la jornada.
Ante esa situación, muchos de los viajantes se dirigieron a las oficinas de la Dirección de Abasto e Introducción, aledañas a las de Turismo. Allí, empleados municipales atendieron de buena manera a los solicitantes, a pesar de no corresponder a su tarea.
“A cada rato viene gente a preguntarnos sobre alguna actividad recreativa para hacer y principalmente sobre hoteles en los que hospedarse; aunque no nos corresponde, a veces les damos algunas sugerencias, como lo haría cualquier vecino”, explicó una empleada del área de Abasto.
 
Atención al viajero
La ciudad crece, el movimiento turístico también, y aunque se trate de personas que sólo están de paso, la capacidad hotelera comienza a ser desbordada, como también así la debida atención a los turistas que deambulan por la ciudad.
El caso de Jorge, un joven mochilero oriundo de un pueblo de la provincia de Buenos Aires que viajó junto a su novia a la cordillera rionegrina, es aleccionador. Por su paso por Cipolletti decidió hacer noche para seguir viaje al otro día. Y ahí estuvo, horas a la espera de la llegada de alguien que le brinde información sobre donde poder cobijarse. Mochilas, bolsas de dormir y guitarra en mano, los trotamundos se quejaron de la ausencia completa de atención al viajero.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario