El clima en Cipolletti

icon
28° Temp
9% Hum
LMCipolletti

Tres víctimas fatales en la 22

Fue un impacto frontal a dos kilómetros de Cervantes. Involucró a familia que viajaba de Mar del Plata a Pehuenia y una pareja de Villa Regina.

Fue a las 5.55 de ayer, en una recta. Murieron los dos ocupantes de un auto. Del otro coche, murió la acompañante y el conductor está grave. Los tres hijos, fuera de peligro.

Cinco minutos antes de las seis de ayer, un choque frontal entre dos autos causó la muerte a dos mujeres y un hombre, y heridas de distinta gravedad a otro adulto y tres niños.
El choque fue entre un Peugeot 306 en el que viajaba una familia, desde Mar del Plata hacia Villa Pehuenia. En el auto, patente DDG 324 iba Gustavo Fabián Rivabella, de 48 años, al volante; junto a su esposa Andrea Mónica Becco, de 46. Y los tres hijos: Joana de 13, María Belén de 12 y Miguel Ángel de 11.
En tanto en un Ford Fiesta Max patente IFH 410 iba al volante Stella Maris Salazar de 35 años, acompañada por Néstor Pichiman, de 28. Oriundos de Villa Regina, viajaban en sentido oeste – este, hacia esa localidad.
Pero a la altura del kilómetro 1.158 de la Ruta Nacional 22, a dos kilómetros del ingreso a Cervantes y en una zona recta, los dos vehículos impactaron de manera frontal. El fuertísimo golpe quedó evidenciado en los vehículos, que quedaron destrozados. Rivabella, que conducía el Peugeot, recibió heridas de mucha gravedad, y su esposa murió en el acto. Al igual que los dos ocupantes del Ford Fiesta, que fallecieron en el momento del choque.
Los Bomberos Voluntarios de Cervantes acudieron de inmediato al lugar del accidente. También intervino el personal policial de esa localidad y los efectivos de Seguridad Vial de Roca. Una de las voluntarias de Cervantes relató a La Mañana que les llevó mucho trabajo, con la tijera mecánica, poder retirar a los niños del auto. «Estuvimos desde las 6 hasta casi media mañana trabajando en el lugar» relató. «Tuvieron que terminar de destruir el Peugeot» graficó el esfuerzo el subcomisario José Luis Gallego.
Sólo de esa manera pudieron retirar a los niños, con heridas de distinta gravedad pero ninguno con riesgo de vida: Joana y Miguel Ángel con fracturas y María Belén con lesiones leves.
En tanto, su padre presentaba lesiones de extrema gravedad. Todos fueron trasladados al hospital Francisco López Lima, de Roca, adonde se les brindó la atención necesaria.
Mientras que a un hijo mayor de Rivabella, que reside en Mar del Plata, se le informó de la tragedia y viajaba hacia Roca para seguir de cerca el estado de su padre y acompañar a los niños.
En la tarde de ayer, el juez Juan Torres ya había dispuesto la entrega de los cadáveres a sus respectivos familiares.

Sobre las causas

El subcomisario José Luis Gallego informó que no hubo testigos del accidente y que ante la imposibilidad de obtener el testimonio del único adulto sobreviviente, el conductor del Peugeot 306, sólo pueden reconstruir el momento del choque por el estado de los autos y los restos esparcidos en la Ruta Nacional 22.
Con esos elementos, los peritos presumen que la zona de probable impacto entre los dos autos de la tragedia de ayer pudo ser sobre el carril del Ford Fiesta Max.
«Es una cinta asfáltica muy estrecha, son tres metros por cada carril, por lo que cualquier instante de mínima distracción o desvío de la vista puede provocar este tipo de tragedias» dijo el subcomisario Gallego a La Mañana. 
«Esta historia cambiaría con el ensanche de la ruta. Si tuviéramos dos vías para cada carril, y separados, por supuesto que no tendríamos este tipo de accidentes que son cada vez más frecuentes sobre la Ruta 22» dijo el subcomisario a cargo de Seguridad Vial.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario