El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
28% Hum
LMCipolletti

Terminó siendo un bajón

Cipolletti había dado vuelta el resultado ante Santamarina, que terminó llevándose el triunfo 3 a 2 con un par de jugadas en los últimos minutos. Tras un pálido primer tiempo, el local respondió en el complemento.

Domínguez con una lesión muscular y Gutiérrez por expulsión son bajas confirmadas para Tres Arroyos.
 
La pálida introducción albinegra encontró una trama entretenida en el complemento, pero el final fue de terror para la película de Cipolletti que en el reinicio del Torneo Argentino A terminó perdiendo con Santamarina 3 a 2 en La Visera por la 17ª fecha de la zona 2.
La sala presentó una concurrencia importante para ver la propuesta del director Rogger Morales que apostó por un equipo con buen trato de pelota, aunque al principio no se vio reflejado.
Rubén Forestello tomó nota de las intenciones del rival, apostó por un mediocampo de cuatro hombres para ganar la esa lucha y le salió bien.
El primer tiempo fue malo para el local. No sólo por el resultado que le comenzó a ser adverso desde los 27 minutos por el gol de Leonardo Abálsamo, sino porque los actores improvisaban un libreto sin sustento, apresurado, impreciso, carente de argumentos como para despertar aplausos.
La apuesta por Mauricio Domínguez en ofensiva no duró ni diez minutos en Cipo. El mendocino sintió una fuerte dolencia muscular (sería desgarro) a los 6 y a los 9 se fue reemplazado por Bruno Weisser.
El peor yerro colectivo del dueño de casa fue no profundizar por los laterales y la falta de asociación para progresar en el campo.
Santamarina, con muy poco, obtenía un resultado contundente, no sólo para el juego en el Alto Valle, sino en la lucha por clasificarse al tramo caliente de la divisional.
 
Mejoró en vestuarios
El mensaje en el vestuario fue claro por parte de Morales. Era imprescindible comenzar a ensanchar la estructura para desacomodar a un rival muy ordenado, que jugaba muy cómodo a pesar del tortuoso campo de juego.
Oscar Negri justificó en cada minuto el esfuerzo económico que se hizo por retenerlo dentro de un plantel que lo necesita. Suyo fue el gol del empate a los 5, tras un tiro de esquina que sobró a todas las marcas y el sanjuanino empujó con el pie para superar a Daniel Bertoya.
Con el papel protagónico de Julio Ibáñez y la entrega de Weisser y Henry Sáez en ofensiva, los rionegrinos fueron progresando. El estado de ánimo era otro, también en los espectadores.
A los 16, tras un centro de Alexis Esparza que se desvió en el primer palo, llegó la asistencia para Negri, pero sobre la línea, con la mano, taparon su intento.
Fernando Espinoza marcó un penal que Sáez estrelló en el travesaño a los 17.
Se temió por el bajón del anfitrión, pero no fue así, siguió llegando sobre el arco adversario. A los 25, Ibáñez forzó una gran atajada de Bertoya en un tiro libre que se fue al tiro de esquina y de esa pelota parada llegó el cabezazo goleador de César Medina para el 2 a 1 parcial.
Llegaron los cambios, el partido siguió controlado para Cipo. Manuel Gutiérrez reemplazó al jugador más criterioso de la tarde, Ibáñez, a los 36 y diez más tarde se fue expulsado por doble amarilla.
En ese ratito, Santamarina lo empató a los  42 por intermedio de Iván Agudiak, quien capturó una pelota que demandó mil intentos en ser despejada del área y a los 45, desde otro tiro de esquina, Mauricio Ocaño sentenció con un disparo de sobre pique, casi sin darse cuenta, de la misma forma en que la visita se terminó llevando una victoria tan importante como injustificada desde La Visera.

Definitivamente luchará por quedarse

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario