El clima en Cipolletti

icon
Temp
35% Hum
LMCipolletti

Suspendieron las clases por peligro de derrumbe en la Escuela 221

Un pedazo del techo se había caído en enero. Operarios trabajaban en el lugar para reparar la rotura, cuando el cielorraso de un aula comenzó a ceder. Inmediatamente, se pararon los trabajos y todas las actividades escolares.

Padres, docentes y directivos se reunirán hoy con representantes locales de Educación para analizar la situación y resolver los pasos a seguir.
 
La primera semana de clases del año transcurrió con varios inconvenientes en la ciudad. Al lamentable hecho ocurrido en la Escuela 131, en el que un ventilador de techo cayó sobre una niña, hiriéndola en la oreja, se sumó ayer la suspensión total de actividades en la 221 por peligro de derrumbe.
En el edificio ubicado en la esquina de Perú y Jorge Newbery, se había desprendido una parte importante del cielorraso entre el 9 y el 10 de enero, a causa de una intensa tormenta que azotó a la región.
Eso, sumado a serios desperfectos en las instalaciones, generó que en los primeros días del ciclo lectivo se desarrollaran las clases sólo en algunos salones.
Pero ayer, cuando comenzaron a realizarse los arreglos en una parte del techo, se empezó a resquebrajar otro sector, por lo que interrumpieron inmediatamente las tareas.
Según explicaron, los hierros estaban todos corroídos y en un lamentable estado. Esto motivó que se suspendan las actividades escolares hasta solucionar los inconvenientes.
Los problemas estructurales de la construcción son graves y abarcan a varias aulas. Por eso es que se convocó a toda la comunidad educativa a participar de una reunión con referentes del Consejo Escolar, en el que discutirán la situación del establecimiento y los pasos que se darán de aquí en más.
Desde la dirección de la 221 se explicó que cuando los operarios comenzaron con las obras de refacción “se dieron cuenta de que el problema era más serio de lo que ellos pensaban. Por lo tanto, desde ese momento se ha suspendido todo y se va a realizar mañana (por hoy) un informe de la situación”.
Mientras que desde el equipo docente aseguraron: "En un aula nos encontramos con la sorpresa de que el techo se nos estaba viniendo abajo".
Desde Supervisión se hicieron presentes en el lugar y certificaron que el salón corría peligro de derrumbe.
 
Bronca
Un indignado maestro sostuvo que “la bronca más grande, junto a los padres, por supuesto, que nos acompañan en todo momento, es que el señor (Oscar) Cifuentes, delegado regional, dijo por televisión que todas las escuelas estaban en condiciones de comenzar con el ciclo lectivo”. Además, agregó que la orden que se había dado era “que hoy se tape todo, venían sólo a colocar un parche, cuando la situación revestía muchísima gravedad”.
Apenas anoticiados del agravamiento de la situación, docentes, padres y directivos exigieron que no se continúen realizando los trabajos hasta tener certeza del futuro óptimo de las obras. “Hasta que no se garantice la imposibilidad de un derrumbe en el edificio, las clases continuarán suspendidas”, remarcaron.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario