El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
34% Hum
LMCipolletti

Sin novedades de los cinco evadidos de la cárcel local

La Brigada de Investigaciones realizó ayer un allanamiento en el Puente 83, pero sin éxito.

La Policía seguirá con los rastrillajes ya que se presume que algunos de los presos fugados están escondidos en esta ciudad.

Personal de la Brigada de Investigaciones realizó ayer por la mañana un allanamiento en Puente 83 en busca de los cinco reclusos que entre el jueves pasado y anteayer lograron fugarse del Penal 5, pero no hubo resultados positivos.
A raíz de las reiteradas evasiones -ya son 12 en lo que va del año-, el jefe de la cárcel cipoleña, Horacio Becchio, dispuso mayor presencia de efectivos en los perímetros y también de otro móvil para evitar un nuevo escape.
Tras algunas averiguaciones que realizaron efectivos de la Brigada es que se dispuso el operativo en una vivienda.
Se presumía que al menos uno de los evadidos se encontraría allí pero en el lugar no se halló a ninguno de los sospechosos.
Tampoco se encontró evidencia que ayudara a dar con su paradero. “Si bien los resultados del allanamiento fueron negativos, continuamos con los rastrillajes por la zona”, comentó el comisario Raúl Fuentes, a cargo de la Regional Quinta.
No se descartaba que en los próximos días se realicen nuevas diligencias ya que la mayoría de ellos viven en la ciudad por lo que se presume que podrían estar escondidos en la casa de algún familiar.
Es por eso que en los últimos días se han rastrillado los barrios aledaños a la penitenciaria pero tampoco se pudo llegar a un resultado positivo. Fuentes allegadas a la investigación informaron que de todas formas se continúa con una intensa búsqueda.  
 
Fugas
Cuatro de los cinco evadidos se fugaron el jueves al mediodía tras haber violentado los barrotes del pabellón donde se encontraban alojados para luego atravesar una malla y el alambrado de seguridad.
Dos de los reclusos fueron identificados como Jorge Luis Henriquez y su hermano José Eduardo, quienes cumplían penas por robo calificado y el homicidio de Eduardo Mello. Los otros dos son Miguel Ángel Cirer y Gabriel Ríos, que están condenados por robo calificado.
Unos cuatro días después, y con una metodología diferente, quien huyó fue Héctor Aníbal Barra Troncoso.
En este caso, el recluso logró fugarse cuando caminaba desde el taller hasta la zona de huertas. Pero al salir fue ayudado por un cómplice que lo esperaba a pocos metros en una motocicleta. Pese a que los penitenciarios efectuaron varios disparos, el interno logró escapar.
 
Situación
El Penal Nº 5 ha sido protagonista de varios incidentes este año. No sólo lograron escapar más de una decena de presos sino que uno de ellos fue asesinado en el interior de la cárcel tras un motín.
Fuentes judiciales adjudicaron esta situación a que la penitenciaria cipoleña no fue creada para internos que deban cumplir largas condenas y menos aún para aquellos que fueron sentenciados por delitos graves, sino que todo lo contrario, fue ideada para reclusos de buena conducta, que están próximos a sus salidas transitorias o de la libertad condicional.
Pero la fuerte crisis carcelaria que atraviesa el servicio penitenciario rionegrino ha obligado a tener que trasladar a muchos internos a esta ciudad. “La Justicia lo único que hace es definir las condenas y el servicio penitenciario es el que dispone el lugar de encierro. Nosotros ante esta situación no podemos hacer mucho”, comentó una alta fuente judicial.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario